comment 0

El club de debate de Las Pistas (04) – Lion

Luego de ver Lion, los participantes de este debate decidieron que no hacía falta pelearse por esta ¿película? que no tiene valor alguno, excepto el de servir para reflejar con su luz algunas otras cosas más bellas e interesantes que ver. Bandera blanca, al menos por ahora.

Por Lucía Salas, a favor del cine y no de esta cosa:

Primero, miren a Nicole Kidman con peluca:

Nicole Kidman in LION

Esta es la razón por la que todos los años volvemos a repetir que nunca más vamos a hacer esta estupidez de ver todas las películas nominadas a los oscars. Con el agravante de que no está nominada Sully, este año casi ni encontramos alguna película que sea buena. Pero resultó que hay dos que son realmente interesantes, Manchester by the sea y Hell or High Water. Así que volvimos. Además, una o dos veces al año es bueno ver algo en serie que no haya elegido en uno mismo (a veces pasa también siendo jurado, viendo una sección entera de algún festival o trabajando) para no depender siempre del propio gusto y sobre todo para recordar que si bien el mundo es mucho más desagradable de lo que uno recuerda todos los días, la porquería tiene una forma. Lion es una de esas películas en las cuales sentir lástima por una o varias personas marginales (dentro de las marginalidades convenientes: pobres y lejanos) funciona como un bálsamo para la buena conciencia. Esa es la única razón de ser que tiene el cine en películas como estas: alivianar alguna culpa o dar la falsa convicción de que ahora el que la vio aprehendió una nueva realidad, que su mundo se ha ampliado y que su compasión por los otros ha crecido. Pero eso que está ahí no tiene al mundo como referente de nada (ni hablar de la posibilidad de pensar que toda representación del mundo es arbitraria y artificial y que eso está bien que así sea), bastan ver dos planos para constatar que ni siquiera tiene a la figura humana como referencia del tamaño de plano. Son una serie de pedazos de algo montados en un orden que supone tener una coherencia que no tiene, con personajes a los cuales no se les permite tener una personalidad (ni hablar de una particularidad) que viven en ningún lado (no hay noción de espacio), que se pierden en ningún lado (ni de tiempo) y que van hacia ningún lado (ni de movimiento). La idea que hay de mundo en la película es una cosa simplificada en la cual la versión más automática es la que más se parece a lo real porque el planeta es un centro de generalidades en las cuales mejor no meterse. Recomiendo que si van a ver Lion al cine, o la ven en sus casas, se concentren en algún objeto cercano a la pantalla, de esos que quedan iluminados de manera intermitente por lo que se ve. Por ejemplo, el bordecito de una cortina del decorado de la sala. Hay más cine en la contemplación silenciosa y quieta de un pedazo de tela iluminado intermitentemente por ese cúmulo de manchas que en Lion puesta en loop 10 veces. Probablemente hasta haya más humor, y eso que la película intenta hacer 1 (un) chiste, de criquet, que por supuesto es inentendible porque da igual.

La que si es muy buena es John Wick, una película que inventa un mundo que es en parte todas las películas de acción, ciencia ficción, western y policial en la que alguna vez haya habido un intercambio de tiros. Vayan a ver esa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s