comment 1

Encuesta Las Pistas 2015 – Primera Parte

Dos obviedades: a los cinéfilos les gustan las listas y el fin de año es el momento ideal para hacerlas porque traen más tiempo libre y ganas de hacer balance sobre lo acontecido. Entonces es lógico que ya en varios sitios que leemos tuvieran sus propias listas, más o menos extensas e importantes.

Nuestra intención es que nuestra lista no sea exactamente eso, algo para contabilizar votos, sino que pudiéramos entender las lógicas de los votantes, que no sólo hablan de cine, sino de crítica y de la experiencia vital de la cinefilia. Que cada voto valga por sí mismo y que sea placentero de leer, sin afán de construir un canon: no creo que nadie haya votado en función de un resultado posible de la encuesta, principalmente porque avisamos de antemano que no íbamos a establecer ganadores, “lo mejor” del año.  No queremos unificar, sino mantener lo heterogéneo de cada uno.

En uno de los poemas que componen el último libro de César Aira, se describe a un grupo de personas particulares, los lingüistas, que recorren el mundo en búsqueda de sistematizar todas las lenguas de cada tribu organizada del mundo. Ellos tienen reglas particulares, y una forma de trabajar en particular: también buscan lenguas muertas, que ya nadie habla. Entonces Aira escribe: “El misterio de la lengua iba más allá del misterio que la constituía. Se ramificaba por los caminos de los enigmas que jalonaban la historia del hombre en la Tierra, sus fuerras, migraciones, las ciudades desaparecidas, las tumbas y los palacios. Y más que eso, los pensamientos que habían habitado las siniestras calaveras de plata. De las fórmulas fonológicas subía un vapor en el que se dibujaban, fugaces y cambiantes, los gestos de la convivencia del hombre con sus orígenes.” ¿Qué somos los cinéfilos, sino arqueólogos de las formas cinematográficas, siempre pensándolas en relación a su tiempo, a la forma de vivir de quienes miraban en ese momento? No sólo en retrospectiva, sino también para que sea una constatación de cómo se vivió este año: el cine le tomó el pulso al mundo. Podemos decir que Office o Mountains May Depart  son fruto de una manera de vivir en China, o que La Patota, El movimiento o El incendio dan cuenta de una situación compleja del estado de las cosas en Argentina, un año complicado y revolucionado, cambio de ciclo incluido. No necesariamente esperamos encontrar el inconsciente de las películas, nada más lejos de eso, pero sí abogamos por un lenguaje en constante movimiento atento en lo que sucede a su alrededor. En síntesis: esperamos que cada uno de los votantes (mayoría de Argentina) haya tenido un espíritu similar en la elección.

Ya casi se cumple un año del nacimiento de esta revista de cine llamada Las Pistas. Nunca tuvimos algo parecido a un manifiesto o una editorial. Quizás no nos quisimos parecer a esos proyectos cuyo único hito fue justamente el de su fundación: que nuestra impronta pueda leerse en el camino. Y allí están algunos textos, más logrados, que son una buena muestra de lo que nos gusta y que queremos: Lucas Granero sobre la música, sobre Cuerpo de Letra, sobre Apichatpong; Iván Morales en un ya clásico texto sobre American Sniper o sobre Inherent Vice; Lautaro Garcia Candela sobre las dos mejores películas argentinas del año, sobre Mad Max, sobre Whiplash; Lucía Salas sobre José David Kohon, sobre comedias de re-matrimonio, sobre El Clan; esfuerzos conjuntos, sobre El cielo del centauro, sobre La Patota, sobre El Movimiento; coberturas  más allá de BAFICI y MDQ, descubriendo que tenemos otros festivales, como Festifreak o FICIC. Pretendemos que algo una nuestros textos y pueda traslucirse una idea sobre el cine, diversa, sin un centro, y no por eso poco apasionada. Pero basta de autobombo y pasemos a la encuesta, a la que invitamos a nuestros amigos, que nos definen bastante bien. Son las personas que estuvieron de varias maneras cerca de Las Pistas,que no es un espacio virtual sino un grupo de personas que tienen amigos. Algunos son editores secretos, entrevistados que se quedaron con nosotros, referentes cercanos, amigos de twitter, lectores y críticos favoritos. Gracias a todos.


Empezamos:

Lucia Salas (dueña de casa, protectora de la mascota oficial de Las Pistas -el animal más dulce y hermoso del planeta tierra-: La china)

UNA PELICULA
La Sapienza (Eugène Green). Posiblemente una de las cosas más hermosas y delicadas que vaya a ver en mi vida. Es una película un tanto atemporal, podría traspasar a los próximos años, siglos, milenios.

UNA ESCENA
-En Chant D’Hiver, aplastan a un tipo con una aplanadora, queda chatito y los hombres que estaban en la calle lo levantan como un cartón y se lo llevan a la mujer, quien por la ventana les dice que lo pasen por debajo de la puerta.

UN PLANO
-El plano final de Mountains May Depart, de Jia Zhangke, con Zhao Tao bailando Go West despacio bajo la nieve con los auriculares puestos. Lo escribo y se me pone la piel de gallina. Siempre es bello y terrible recordar lo difícil que es ser un humano.

-De la primera parte del año: el primer plano de La princesa de Francia, un partido de fútbol se transforma en una persecución coreografiada, con pases de magia y todo.

(Esto no es una escena, ni un plano, es una especie de secuencia musical, así que la encierro entre paréntesis. Delphine ve irse corriendo a su amado Remi y comienza a sonar una pieza a cuatro manos de Brahms -Recuerdos de Rusia-. Corte a la madre y el hermano de Remi tocando el piano -o eso nos quieren hacer creer-. Una delicadeza parecida a la de La Sapienza pero menos fantasmas, más persecución y picardía.)

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Dos del dossier de cine clásico de la Cinéfilo 20: El candidato a presidente de John Ford de Ramiro Sonzini y Bajo cielos fordianos de Santiago Gonzalez Cragnolino. Lo de los contrabandistas, lo mejor de año. Lo que realmente me gusta de textos como estos es la sensación de poder asir a partir de entonces algo del cine que me resultaba antes un poco difuso, ver y ver de nuevo. El dossier de cine clásico es actual aunque pertenece también al futuro.

En ese sentido este año después de haber visto De ruido y de furia de Brisseau en el cineclub de Juan Antonio, lei un texto sobre La fille de null part que me dejó en trance. La cinefilia mística y las películas que tienen un amor sagrado por el cine suelen quedar un poco debajo de las piedras (fuera de Bresson y Dreyer), quizás por ridículas. Es un sentimiento que a uno lo hace sentir un poco ridículo también (pensar que el cine pueda ser una religión, o un objeto sagrado, que vive y revive, que flota como una presencia fantasmal, que puede generar trances que no dependen de ser inmaculado), pero revivirlo con libertad a la vez aclara y oscurece algunas nociones. Lo que quiero decir es que ¿Qué más da? todo es gracia. El texto es de Nelepo, responsable junto con Cecilia Barrionuevo del descubrimiento a continuación.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
Sucedió en el mes de Mayo de Marlen Khutsiev, sobre todo la escena de los tipos silbando. La escena de enamoramiento en el auto de History is made by night de Borzage.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
El Cielo del Centauro en la apertura del Bafici. Nunca voy a las aperturas, porque hay que esperar mucho tiempo en esos brindis pesados, hay muchísima gente que se golpea al caminar, hay que hacer una fila y termino sentada en el rincón más recóndito queriéndome ir a mi casa. Eso si por alguna casualidad del destino (o del trabajo) estoy invitada y la mayoría de mis amigos no. A veces hasta ponen alfombras rojas que me dan vergüenza. Pero este año todos logramos colarnos (en neustra condición de “directoras”), porque era la primera vez en un tiempo que la película de apertura del BAFICI era imperdible, y no lo de siempre (con recorrido internacional, sin demasiado riesgo). Una vez adentro, ver El Cielo del Centauro en el cine marea, por sus movimientos de cámara pendulares (la tuve que volver a ver al día siguiente), y había una enorme voluntad de charla crítica, o en realidad de charla que intenta dilucidar qué era eso que acabábamos de ver. La compañía era muy buena (Kelmansky, García Candela y Farina). De paso aprendí que ir a un festival como directores es muchísimo más sencillo que como críticos, aunque muchísimo más incómodo en sociedad.

EL BLUFF DEL 2015
-Hubiera sido La mujer de los perros pero no fue una espera desesperada. No haber visto todavía The thoughts that once we had de Thom Andersen, eso fue lo peor que hizo el 2015.

El_Cielo_Del_Centauro_Out.Color_.002739

El Cielo del Centauro (Hugo Santiago, 2015)

it-was-the-month-of-may

It Was The Month Of May (Marlen Khutsiev, 1970)

Lautaro García Candela (Dueño de casa, fanático de Fito Paéz)

UNA PELICULA
Mad Max: Fury Road, de George Miller
Desde el mainstream esta película nos devuelve lo gastado de la lata de los autos que chocan, el movimiento de los arpones que vuelan por el aire, el desconcierto de encontrarnos con texturas físicas, reales y tangibles -un poco asquerososas también. Y le saca todo el psicologismo burdo, la complejidad narrativa: lo que hoy legitima las películas. Nadie pedía esta película porque nadie podía preverla, y quizás por eso sea la mejor del año.

UNA ESCENA
-La última de Cuerpo de Letra, de Julian D’Angiolillo
El plano más ilegal que vi: un posicionamiento político.

UN PLANO
-El plano sostenido de Cementery of Splendour, de Apichatpong Weerasethakul en el que la protagonista vieja charla con su amiga joven y ésta termina lamiéndole la pierna deforme.

Mi memoria me traiciona: no recuerdo mucho qué dicen ahí, en realidad no recuerdo mucho la película. Estoy casi seguro que algunos parlamentos están casi calcados de Un vestido y un amor de Fito Páez, pero tendré que esperar a bajarla para comprobarlo.

BLUFF DEL 2015:
Las mil y una noches, parte I, II y III, de Miguel Gomes.

Si en la premisa uno podría haber imaginado que esta película iba a ser el summum, la obra maestra de Miguel Gomes, profundizando sus inquietudes, el resultado es decepcionante: si bien, por suerte, no tiene ese impulso obramaestrista que estaba al alcance de la mano, es despareja y canchera. Es un bleff porque esperaba demasiado.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Los textos de Marcos Vieytes y José Miccio.

Son los mejores, más sensibles y rigurosos, de hace tres años para acá (es decir, desde que yo escribo). Creo que gran parte de eso se explica a que están por fuera de todo el aparato crítico porteño de lo que queda de El Amante.

UN DESCUBRIMIENTO
-Terence Davies y José David Kohon

Gracias a la retrospectiva programada por Fernando Martín Peña en la Filmoteca vimos las primeras tres películas de JDK viernes, sábado y domingo a la noche. Recorrer la ciudad esos días fue casi mágico: estaba descubriendo toda una manera de verla gracias al cine. Y las escenas de canto colectivo en The deep blue sea, Sunset song y The long day closes me van a acompañar toda mi vida.

EXPERIENCIA EN EL CINE MAS DESTACABLE
-Una euforia personal al salir de El Clan en el Village Recoleta.

No tiene que ver con la sala ni con las circunstancias, sino con un ánimo en particular y un descubrimiento: al salir de ver El Clan, de Pablo Trapero, me di cuenta de que estaban todas las condiciones dadas para una renovación profunda del cine argentino. Si los grandes del NCA están haciendo películas de época, ochentosas, aparatosas e industriales, eso significa que hay una camada de nuevos cineastas que están por hacer un nuevo cine, más vital y artesanal, haciéndose cargo de su tiempo histórico.

Cemetery_of_splendour_2

Cemetery Of Splendour (Apichatpong Weerasethakul, 2015)

the-deep-blue-sea-foto4

The Deep Blue Sea (Terrence Davis, 2011)

Mariano Morita (Experto en terror, gran bebedor de Soju, vió Blow Out de De Palma más veces que nadie)

UNA PELÍCULA:
El botón de nácar (Patricio Guzmán, 2015)

UNA ESCENA:
True Detective, Temporada 2, Capítulo 8, “Omega Station” (Nic Pizzolatto): cuando Velcoro ve a Chad por última vez desde la reja del colegio.
Yakuza Apocalypse (Takashi Miike, 2015): la escena que el padre casi sacrifica al hijo durante la recesión y es frenado por el jefe de la mafia.

UN PLANO:
– El .gif de confused travolta al lado de Macri con el bastón.

DESCUBRIMIENTO DEL AÑO:
– Emma Roberts en Scream Queens.
– Jason Segel en The End of the Tour.
– EAMEO.

UNA EXPERIENCIA EN UN CINE MÁS DESTACABLE:
– Proyección de “El botón de nácar” en el BAFICI 2015, al final de la película un idiota acusa a Patricio Guzmán de “abyecto” y éste lo pone en su lugar.

EL BLUFF DEL 2015:
It Follows (David Robert Mitchell)

UNA CRÍTICA:
-“Llamado a la Piedad” de Diego Ávalos (Publicado en Aquilea Liberada, Agosto 2015)

maxresdefault

El Botón de Nácar (Patricio Guzmán, 2015)

yakuzafrog

Yakuza Apocalypse (Takashi Miike, 2015)

Cristián Ulloa (Uno de los ¿dos? votantes de la encuesta que jamás vimos en vivo o por Skype, salvo cuando hizo una pregunta en la charla entre Roger Koza y Gustavo Fontán en la Enerc. Cinéfilo absoluto. Esperamos que no se desanime ante la indiferencia del mundo ante el cine y que nos mande un texto)

UNA PELÍCULA
Mi Amiga del Parque (Ana Katz, 2015):
A lo largo de toda la serie Don Draper repite varias veces su mantra If you don’t like what’s being said, then change the conversation. Una lógica similar parece regir a Mi Amiga del Parque, el mejor estreno nacional del año. La película de Katz se mueve por caminos diferentes a los que suele transitar el cine actual – tanto en su temática, como en la forma de abordarla – y no necesita jactarse de esa transgresión, le basta con transitarla. Profundamente femenina, con actuaciones notables (¡Viva Zylberberg!), diálogos precisos, y un uso del suspenso que ha de ser la envidia de todo director de thrillers que exista en el país.Una gran exploración por los miedos y los monstruos que nos acechan puertas afuera, y nos habitan puertas adentro.

UNA ESCENA
-Secuencia inicial de Mad Max: Fury Road – George Miller
En varias entrevistas George Miller señaló como una influencia para Fury Road al cine de Buster Keaton. La relación es clara, sin exagerar demasiado se podría decir que la última Mad Max es al siglo XXI lo que El Maquinista de la General fue al siglo XX, cine en su forma más pura y primitiva. Narración por medio de imágenes y movimiento, con una persecución como columna vertebral.
El intento de fuga de Max en la primera secuencia presenta en cinco minutos al protagonista, a sus perseguidores, y a la catarata de vértigo y adrenalina formal que rige a toda la película.
Mad Max: Fury Road es la prueba viviente de que es posible un cine de acción industrial sin gravedad impostada, densos psicologismos ni regodeos de porno-violencia explícita.

UN PLANO
-Los perros cayendo en paracaídas en 327 Cuadernos – Andres Di Tella

La forma en que Di Tella usa el material de archivo en este documental es todo un hallazgo.
En vez de limitarse a ilustrar los períodos de la Historia a los que Piglia hace referencia en sus cuadernos, el archivo más bien parece emular la forma en que la memoria se practica.
Recordar la propia vida es siempre una forma de ficción, un cruce entre realidad e irrealidad. En toda evocación se mezcla algo de lo concreto y de lo onírico, como si aún cuando hayamos vivido esos hechos nos costase creer que sucedieron. El plano de los perros cayendo en paracaídas es de un absurdo y de una belleza tan misteriosa – casi fantasmal – que logra condensar esa naturaleza inasible del pasado. La paradoja que nos recuerdan estos perros es que al pasado podemos representarlo por medio de la memoria (o las filmaciones), pero la distancia que nos separa de ese tiempo será siempre un abismo insalvable.

DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Kidlat Tahimik
El 30º Festival Internacional de Mar del Plata fue – entre otras cosas – un ejemplo de cómo un festival puede servir a la formación de su público y a la difusión de un cine distinto, armando un foco de un autor que hasta entonces era prácticamente desconocido en el país.
Con casi todas sus proyecciones en el siempre amable formato de 16mm. las películas de Kidlat Tahimik fueron una de las revelaciones del festival, y el recordatorio de que siempre hay joyas ocultas por descubrir.

LA EXPERIENCIA EN UN CINE MÁS DESTACABLE
Perfumed Nightmare de Kidlat Tahimik en el Cineclub Dynamo
Apenas una semana después de Mar del Plata, decenas de entusiastas (era fácil adivinar que más de la mitad había viajado al festival) esperaban una proyección especial de Pesadilla Perfumada, opera prima de Tahimik, presentada por el mismo director filipino.
La película es tan fresca que parece del futuro. Nada en Pesadilla Perfumada parece responder a un modelo previo. Claramente Tahimik aplica su máxima de hacer películas sin fórmulas importadas en cada plano que filma.
Después de la película y de una sentida lluvia de aplausos, Tahimik realizó una performance, presentó una instalación con obras plásticas de su autoría, y se quedó hablando con el público como cierre para una noche de verdadera alegría sin fin.

EL BLUFF DEL 2015
Samuray-S – Raúl Perrone
No sería justo decir que la película carece de meritos, porque está claro que los tiene. En su búsqueda tan personal como radical, Perrone empezó a depurar un estilo que se volvió formalmente cada vez más interesante, a la vez que lo narrativo perdía lugar frente a lo plástico. Pero lo cierto es que Samuray-S está lejos de ser la obra maestra que cierta parte de la crítica dijo que era. El trabajo sonoro resulta tosco, con una falta de unidad que lleva a pensar si realmente había un criterio atrás de su diseño. El abuso de los fundidos encadenados peca de la misma aparente falta de sentido organizativo. A toda la película la amenaza el fantasma de todo cine experimental: La vaguedad y lo arbitrario.
Que la copia exhibida en el festival de Mar del Plata incluyera subtítulos (en la película, no electrónicos) con errores de ortografía no ayudaba a creer en la rigurosidad que uno espera en una obra maestra.

UNA CRÍTICA O TEXTO:

No estoy descubriendo la pólvora con esto, pero me gustaría recomendar dos libros que me acompañaron a lo largo del año y que me parecen imprescindibles.
Obras Incompletas de Homero Alsina Thevenet: Tres tomos en cuatro libros con textos tan actuales y lúcidos como El doblaje es indeseable, entre muchos, muchísimos otros.
Cine, Arte del Presente de Serge Daney: Mi cahierista favorito. En el libro entra todo, desde una crónica desde el set de Godard mientras filmaba Pasión, hasta un análisis de la transmisión por televisión pública de un funeral en Francia, pasando por una crítica de E.T. de Spielberg. Debería ser lectura obligatoria en toda Escuela de Cine que se precie de serlo.

piglia_2_izqda

327 Cuadernos (Andrés Di Tella, 2015)

c3902e56c35513d36f7d74f3dd4783d9

Perfumed Nightmare (Kidlat Tahimik, 1977)

Nicolás Zukerfeld (Fotogramero de la primera hora. Músico. Docente. Patafísico. Director de cine que ha dirigido al staff completo de Las Pistas en más de una ocasión)

UNA PELÍCULA:
Chant d’hiver (Otar Iosseliani)

UNA ESCENA:
La guerra de Argelia! (J-M. Straub)

Un hombre en una habitación apunta con un revólver a otro hombre. Del primero, a izquierda de cuadro, solo vemos su espalda. El segundo, por el contrario, se ubica sobre la derecha del encuadre; con la vista clavada en el piso, se sostiene en la baranda del balcón que, abierto de par en par, permite ver la fachada del edificio de enfrente. Es de día y la luz contrasta con la oscuridad de lo poco que podemos ver de la habitación. Después de unos segundos de silencio y estaticidad, el segundo hombre levanta la vista. Esto parece habilitar al primero que, aun con el revólver en la mano, en un tono recitante y abierto declara: “He venido a matarte”.

UN PLANO:
-El diálogo entre Ham Cheon-soo y Yoon Hee-jeong en el restaurante de Right now, wrong then de Hong Sang- soo. Bajo una estrategia de supresión, solo la cámara clavada sobre la barra, ningún paneo ni intención visible: a la altura de los ojos, simplemente dos personas hablando.

DESCUBRIMIENTO DEL AÑO:
-Kidlat Tahimik en su totalidad.

EXPERIENCIA EN UN CINE MÁS DESTACABLE:
-En nuestro último día en el Festival de Mar del Plata, mi novia y yo, habíamos planeado ver la ópera prima de Laurie Anderson, Heart of dog. La misma se proyectaba a las diez de la mañana, por lo que hubo varios idas y vueltas a la hora de levantarse tan temprano para ver una película (después de casi treinta) en la que no depositábamos tantas esperanzas. Sin embargo, gracias a la corta duración del film, aun nos quedaba tiempo para almorzar en un restaurante de pastas que nos gustaba mucho, por lo que agarramos las valijas y decidimos ingresarlas con nosotros a la sala. Lamentablemente Heart of dog confirmó, sin sorpresa, lo que temíamos: uno puede ser un genio en muchos aspectos de su vida, pero esto no implica necesariamente poder hacer una buena película. De todas maneras, casi sobre el final, un plano de pocos segundos de duración justificó toda una sesión de cine descartable. Una figura que, hay que admitirlo, había estado en la cabeza de la mayoría de los espectadores, se hacía presente. Allí estaba Lou Reed, sentado en la arena, mientras su mujer Laurie paseaba a su perro, y eran tan felices y no le temían a la muerte. Si bien un plano se caracteriza por ser como mínimo, un bloque de espacio y de tiempo, esto más que un plano, había sido una aparición. Ese plano o aparición, no habían generado que la película mejorara, sino que me acordara que Lou Reed me había hecho feliz. En su fugacidad, en su carácter efímero, paradójicamente, había detenido el tiempo. No es casual que pocos minutos después, la película terminara con “Turning time around”. Era tiempo de volver y, mientras agarrábamos las valijas, mi cuerpo cansado y ahora con escalofríos, escuchaba a Lou preguntarse qué es el amor. Y sí, el amor era tiempo, porque el tiempo no tiene significado, ni futuro ni pasado.

BLUFF DEL AÑO:
Las mil y una noches: Vol. 1, 2 y 3 de Miguel Gomes.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-“Una línea de ceros a lo largo el mar” de David Oubiña en Km 111, N°13

get.do

Chant D’Hiver (Otar Iosseliani, 2015)

la_guerre_d-algerie

La Guerre D’Algerie! (Jean Marie Straub, 2015)

Malena Solarz (Docente y cineasta. Nos dirigió a todos las mismas veces que Zukerfeld. Corista ocasional. Akermaniana de pura cepa)

UNA PELÍCULA
Chant d’hiver, O. Iosseliani

UNA ESCENA
-La escena en la que, en la segunda parte de Right now, wrong then, de Hong Sang-Soo, los personajes salen de la cena y, con frío y borrachos, caminan por la calle, dudan si ir a la playa y finalmente se dirigen a la casa de ella (especialmente el momento en el que él se queda esperando a que ella aparezca, o no). Otra opción: la primera escena de La princesa de Francia, de Matías Piñeiro, en la que el personaje de la genial Laura Paredes sueña, además de con varios besos robados, con un partido de fútbol fantástico.

UN PLANO
-Dos opciones: Esa especie de versión de “La salida de los obreros de la fábrica” que J. M. Straub incluyó en Kommunisten; y el plano de Counting (o, si son varios, cualquiera de ellos) en el que la luz de la tarde le pega en la cara a una chica en un departamento de Brooklyn.

UN DESCUBRIMIENTO
La memoria de la justicia, de M. Ophuls, que finalmente se proyectó en BAFICI, o I am a furious yellow, de K. Tahimik (la película y él en persona) en el Festival de Mar del Plata.

EXPERIENCIA EN EL CINE MÁS DESTACABLE
-Durante la proyección de las tres horas y pico de I am a furious yellow, en el cine/teatro Colón de Mar del Plata, se oían bombas. Dudábamos si provenían del sonido de la película (varios fragmentos podían llegar a justificar esta hipótesis), o si la ciudad estaba siendo invadida por una fuerza militar extraterrestre. En un pequeño intervalo involuntario de la proyección, mientras cambiaban el rollo de fílmico, me llega información de afuera: los estruendos que escuchábamos eran de los festejos de Boca por haber ganado alguna copa internacional. Una hora después, al salir del cine y empezar a recorrer las cuadras que nos separaban de nuestro hogar marplatense, la represión con balas de goma de muchos efectivos de la bonaerense a unos últimos pocos festejantes boquenses, nos hacen volver al cine. Pedimos un taxi y terminamos llevando al propio Tahimik a su hotel, a pedido de la gente del Festival.

BLUFF DEL AÑO:
Las mil y una noches, de M. Gomes.

UNA CRÍTCA
-“Sistema de estrellas”, artículo de Nicolás Zukerfeld que saldrá en el próximo número de la Revista de Cine.

la_princesa_bb

La Princesa de Francia (Matías Piñeiro, 2014)

get.1

Right Now, Wrong Then (Hong Sang-soo, 2015)

Julián D’Angiolillo (Cineasta. Director de la película argentina más querida por los miembros de esta revista, Cuerpo de Letra. As del asfalto)

UNA PELÍCULA:
The Look of Silence (Joshua Oppenheimer, 2015)

UNA ESCENA
-El grupo de expedicionarios que termina modelando su propio rostro en arcilla mientras balbucean en The workshop, la videoinstalación de Gilad Ratman.

UN PLANO
-Plano retrato del niño ciego en Photooxidation de Pablo Mazzolo. Quien lo haya visto, no puede olvidarlo, tanto que no me acuerdo si lo ví este año.

UN DESCUBRIMIENTO
-La exposición de Forensic Architecture. Tuve la sensación que esa metodología de investigación también puede ser eso que conocemos como cine expandido.

EXPERIENCIA EN UN CINE MÁS DESTACABLE
-Este año me tocó un muy disfrutable Festifreak en La Plata, y volví a esa misma sala poco tiempo después en el marco de la Semana del Cine Experimental, era una jornada imposible con un diluvio salido de Jurassic World sobre la autopista, inclemencia que no impidió que un grupo de intrépidos se aventurara a acudir a la inevitable cita de culto analógico, para disfrutar de instantes cada vez menos frecuentes en los que el tiempo transcurre desde un carrete a otro.

BLUFF DEL AÑO
Inherent Vice: Con PT Anderson me pasa que es todo lo que más y menos me gusta reunido en simultáneo en una película, en general tengo la sensación “que me termina ganando” mientras la veo. En este último caso me terminé olvidando a qué estabamos jugando y me dejó de interesar.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-“Estética de la dispersión” de Roger Koza y “El cine del diablo” de Jean Epstein (aunque algunas fuentes indicarían que no salió este año).

the-look-of-silence-adi-watching-1500-844

The Look of Silence (Joshua Oppenheimer, 2014)

203_2048x1152

Photooxidation (Pablo Mazzolo, 2013)

Pablo Acosta Larroca (Director y pensador de cine. Pionero del proyecto “Chapemos Fuerte” -para el cual esperamos que nos llame-. Alma mater de GrupoKane. Docente favorito de por lo menos mil personas y otros 30 compañeros)

UN CORTOMETRAJE (*):
Diamante mandarín (Juan Martín Hsu; Argentina; 2015)

UNA PELÍCULA:
Right now, wrong then (Ji-geum-eun-mat-go-geu-ddae-neun-teul-li-da; Hong Sang-soo; Corea del Sur; 2015)

UNA ESCENA:
Tag (Riaru onigokko; Sion Sono; Japón; 2015), toda la escena inicial cuando Mitsuko descubre que a todas sus compañeras y demás pasajeros le han sido rebanados la mitad de sus cuerpos por una fuerza antinatural.

UN PLANO
Mommy (Xavier Dolan; Canadá; 2014), cuando Steve andando en su skate y al son de “Wonderwall” de Oasis estira sus brazos en signo de liberación y el encuadre cambia su formato de 1:1 a 1:78.

DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Darezhan Omirbayev.

LA EXPERIENCIA EN UN CINE MÁS DESTACABLE
-“La película poco importaba, pero cuando ambos lograron desprenderse por un instante vieron sobre la tela la imagen de un niño y una niña pequeños caminando juntos por la montaña nevada. Cómplices en su mirada y sin decir palabra comprendieron que esa era la imagen de su primera vez. Comieron entonces casi las últimas cerezas de la bolsa y se despidieron con un beso con gusto a lo nunca antes experimentado. Las manos nuevamente dilataron su agonía al no querer soltarse y él caminó escaleras abajo notando que ella lo amaba a su contraluz. A la salida del cine él comió la última cereza y miró por un instante el carozo que habitada en su interior. Comprendió entonces que jamás podría salir de aquella sala en la que todo había comenzado como lo soñó”.

EL BLUFF DEL AÑO
-Es complejo responder algo así sin caer en una calificación apurada, poco rigurosa, e incluso injusta. Prefiero siempre hablar y reflexionar sobre las películas que me movilizan, gustan, atraviesan.

UNA CRÍTICA O TEXTO SOBRE CINE
-“La estética de la dispersión” de Roger A. Koza, publicado originalmente en la revista «Quid» en febrero de 2015.

(*): Pablo agregó la categoría de cortometraje

tag.jpg

Tag (Sion Sono, 2015)

Mommy-1-portada.

Mommy (Xavier Dolan, 2014)

Nuria Silva (crítica de cine en Hacerse la crítica, poeta, fotógrafa de todo lo que es delicado)

UNA PELÍCULA
3 corazones, de Benoit Jacquot

UNA ESCENA
-La escena de Ave Fénix en que Nelly Lenz (Nina Hoss) se reencuentra con su marido, Johnny Lenz (Ronald Zehrfeld), en un cabaret tras el fin de la guerra. Resulta tremenda la mirada de él a cámara (que responde a la plena subjetiva de ella) dado que la retira de inmediato por no reconocerla, dejando al espectador en un lugar de vacío total.

UN PLANO
-La cara de Emmanuelle Seigner al final de La Venus de las pieles, de R. Polanski, mientras rodea al protagonista que se encuentra atado.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Las comedias de Luc Moullet, en especial Les sièges de l’Alcazar (1989)

LA EXPERIENCIA EN EL CINE MÁS DESTACABLE
Mad Max: Fury Road, de George Miller.

EL BLUFF DEL 2015
-La remake de La patota, de Santiago Mitre

UNA CRÍTICA O TEXTO
-“Del deporte y los hombres”, de Roland Barthes.

phoenix

Phoenix (Christian Petzold, 2014)

les-sieges-de-l-alcazar

Les Siege de L’Alcazar (Luc Moullet, 1981)

Chema García Ibarra (Director de cine español, fanático de Lucrecia Martel y Mc Namara, nombrado Primer Amigo de Las Pistas por el decreto bilateral Argentina-España)

UNA PELICULA
L for Leisure de Whitney Horn y Lev Kalman.

UNA ESCENA
-En Las amigas de Ágata una de las protagonistas se liga a un chico en un largo plano fijo. Todas las fases de la seducción desplegadas ante los ojos. La vida en directo.

UN PLANO
-Está en Le meraviglie de Alice Rohrwacher, una película que puede que no sea del 2015, pero que yo vi este año. Lo describo de memoria, meses después de verla, así que puede que se haya colado algún falso recuerdo. La familia está frente a su casa, en una cama que han sacado a la intemperie. Pasan un rato alegre. La cámara gira lentamente hacia la casa: vemos que es vieja, con las ventanas y puertas tapiadas. Ya no se escucha nada más que el viento. La cámara vuelve a girar hacia su encuadre inicial y donde estaba la familia ya no hay nada.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
Videofilia y otros síndromes virales de Juan Manuel F. Molero.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
Every picture comes out right: rare early Warhol shorts en Winterthur Film Festival, en 16mm, con el proyector en mitad de la sala y un señor barbudo con una linterna en la frente operando la máquina.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Cualquiera que incluya una petición al director para que devuelva el tiempo que se ha empleado en ver su película. “Devuélveme ochenta y siete minutos de mi vida”. Una persona enfadada le reclama un número concreto de minutos a otra. “Ese tiempo me lo debes”. Una petición muy seria, no metafórica. Exigir el pago de una cronodeuda.

EL BLUFF DEL 2015
-No sé si Whiplash es del 2015. Yo al menos tuve la desgracia de verla este año. Sí es del 2015 la novela “También esto pasará”, que leí tras ver la noticia (poco después desmentida) de que Lucrecia Martel iba a hacer la película.

15LFORLEISURE-master675

L For Leisure (Whitney Horn y Lev Kalman, 2014)

videofilia-de-juan-daniel-f-molero1

Videofilia y otros síndromes virales (Juan Manuel F. Molero, 2015)

Valeria Fernández (Excelente contrincante del Juego de los Fotogramas, personaje ilustre internacional que ojalá algún día nos regale un texto)

UNA PELÍCULA
No home movie de Chantal Akerman. El criterio de elección que usé fue “¿qué película me conmovió al punto de no poder parar de llorar en toda la función?”.

UNA ESCENA
-La última parte de Kommunisten (J.-M. Straub), el plano final de Danièle Huillet. (según investigué -leí en internet- es un fragmento de “Schwarze Sünde”, que todavía no vi).

UN PLANO
-Un plano que es una película: Afternoon de Tsai-Ming Liang.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Jean-Charles Fitoussi y el mundo de Lettre du Cinéma (los amigos de Serge Bozon y Pierre Léon).

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Dos: quebrarme un pie en el cine después de ver La salada en Toulouse y el éxodo del público en Kommunisten en Mar del Plata.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Elijo a un crítico: Roger Koza.

EL BLUFF DEL 2015
As mil e uma noites de Miguel Gomes. La decepción con esta película creo que fue bastante compartida (sacando la parte de Dixie, el perrito, que es muy buena porque el perrito es muy bueno).

nohomemovie3-1600x900-c-default

No Home Movie (Chantal Akerman, 2015)

afternoon_-_h_2015

Afternoon (Tsai Ming-liang, 2015)

Mauro García Alena (todoterreno del festival de Mar del Plata-Bienal de Arte Joven, presentador estrella, usuario de gorros, esperamos que algún dia haga un cover del Rap de Hong)

UNA PELICULA
Homeland (Iraq year zero) de Abbas Fahdel

UNA ESCENA
-Tsai Ming Liang y Lee Kang-sheng charlando en Afternoon

UN PLANO
-En Amy en momento que Amy Winehouse se entera, mediante anuncio de Tony Bennett, que ganaba el Grammy a mejor canción. Ese plano de su cara resume toda su historia y el documental: es emocionante, lindo y terriblemente triste.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Avi Shnaidman (co-protagonista de The Kindergarten Teacher): Nadav Lapiv encontró en un niño de 5 años de Israel al mejor actor del nuevo cine argentino.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Johnnie To presentando Office en el Festival de Mar del Plata: la presentación fue sobria pero simpática. Todos los que estábamos ahí vamos a recordar ese, hasta hace unos años inimaginable (Johnnie To en un festival argentino), momento para siempre.

UNA CRÍTICA O TEXTO
La serie de #cannesdeojito de Quintín, junto a su Diario Intermitente (4) donde hace una crítica de críticos.

EL BLUFF DEL 2015
Las Mil y Una Noches: Miguel Gomes se comió al cine de Miguel Gomes, se creyó que él y su talento eran más grande que el proyecto y su cine. Terminó haciendo una trilogía con una gran idea y que lógicamente tiene momentos hermosos, pero que como película y serie de películas no funcionan.

homeland1

Homeland (Iraq Year Zero) (Abbas Fahdel, 2015)

960

Office (Johnnie To, 2015)

Alejandro Cozza (CEO del mejor videoclub del mundo, CEO del mejor ciclo de cine del mundo –Pasíon de los fuertes -, si Cozza no lo conoce, no existe)

UNA PELICULA
Inherent vice de Paul Thomas Anderson.

UNA ESCENA
-El vuelo de la protagonista de Bird People (Pascale Ferran) sobre el aeropuerto Charles de Gaulle con “Space Oditty” de Bowie de fondo… Otra, el final de Navajazo de Ricardo Silva.

UN PLANO
-Uno bello: El plano de Inherent Vice de J. Phoenix y su chica desaparecida corriendo a guarecerse bajo la lluvia mientras suena “Harvest” de Neil Young.
Uno terrorífico: El paneo circular de 360º en la fiesta de “graduación” militar del hijo de La maestra de jardin de Nadav Lapid. La música electrónica, la algarabía de los soldados, ella y su marido besándose, la familia feliz y un escalofrío corriendo por mis venas.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-La obra de Kidlat Tahimik (Perfumed Nightmare sobretodo), descubierto en el Festival de Mar del Plata. Tambien parte de la filmografia de Jean Gremillon, con especial atención a Luz de verano, Pattes blanches y La pettite lise. Podría seguir: la obra de algunos cineastas rusos como Boris Barnett y Marlen Khustchev. El cine de Allan Dwan
Pero sobretodo, una película argentina: Tiro de gracia de Ricardo Becher, de 1969, obra maestra absoluta!  Dato: en 1969 se estrenaron Invasión, El dependiente, Hermógenes Cayo, Breve Cielo y Players vs. Ángeles caídos.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE:
-El visionado de Homeland: Irak year zero

 UNA CRÍTICA O TEXTO
-“El candidato a presidente de John Ford” de Ramiro Sonzini en la Cinefilo  Nº20

EL BLUFF DEL 2015
Toda la crítica negativa (casi mundial) contra Aloha de Cameron Crowe, ceguera generalizada e instituida!!!

Inherent-Vice-Film---2014-009

Inherent Vice (Paul Thomas Anderson, 2014)

maxresdefault1

The Kindergarten Teacher (Nadav Lapid, 2014)

Santiago Gonzalez Cragnolino (Cracknolino es critico de cine de fama mundial, editor secreto de Las Pistas por la fórmula Salas-Salas, co-editor de la revista Cinéfilo y programador de lujo en Transcinema Buenos Aires, también nos debe textos)

UNA PELICULA
Blackhat de Michael Mann

UNA ESCENA
-La escena final de Tangerine de Sean Baker, o como filmar la sordidez sin perder la ternura.

UN PLANO
-El plano de Tom Cruise colgado del avión en Misión Imposible 5. Podría pensarse que sólo se trata de un truco publicitario (lo es) pero es  mucho más que eso. Es la afirmación de un vínculo con lo real que Hollywood siente cada vez más ajeno.

UNA CRÍTICA O TEXTO
Jacques Rancière sobre Cavalo Dinheiro de Pedro Costa para Sight & Sound.

DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Isiah Medina, director de 88:88. Solamente hizo una ópera prima muy buena, pero si logra transformar todo lo que tiene en la cabeza en películas, tendremos un autor importante en el futuro próximo.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Ver Office de Johnnie To en el festival de Mar del Plata, no tanto por la presencia del maestro, sino por el clima de fiesta que había. Parecía un recital por el nivel de expectativa y la temperatura de la sala, que le ganó al aire acondicionado de la sala 1 del Ambassador.

EL BLUFF DEL 2015
-El bluff del 2015 fueron las supuestas polémicas en torno al cine argentino (sea El clan o La patota, por dar un par de ejemplos). Con esto no quiero hacer referencia al nivel de los comentaristas, que puede ser mejor o peor (de hecho uno de los mejores textos del año lo escribió Prividera discutiendo Réimon y La patota). Lo que me preocupa y me parece realmente descorazonador es ver como parece que esas discusiones no generan nada más que algunos comentarios en blogs, cómo no tienen ningún efecto en el mundo afuera del circulito cinéfilo. Me lleva a preguntarme como hacer para que la discusión en torno al cine vuelva a servir para algo realmente trascendental.

chris-hemsworth-blackhat-movie

Blackhat (Michael Mann, 2015)

xTangerine-Sundance-Film-Festival.png.pagespeed.ic.ChZNrIHOSU.jpg

Tangerine (Sean Baker, 2015)

Lea Naranjo (VJ preset, viajo por Europa con la banda Fonez mostrando su arte, debutó como actor durante el último Bafici –y como director en el Bafici anterior- , es programador y crítico en Cinéfilo y saca las mejores fotos de perfil de la nación. Decidio mandar links:)

UNA PELICULA
https://pirateproxy.pl/torrent/12228691/Mad+Max%3A+Fury+Road+%282015%29+1080p+BrRip+x264+-+YIFY
https://pirateproxy.pl/torrent/11810132/Inherent+Vice+%282014%29+720p+BrRip+x264+-+YIFY

UNA ESCENA

UN PLANO

UNA CRÍTICA O TEXTO
Una entrevista: http://cinefiloweb.com.ar/revista/2015/10/what-a-wonderful-world-nadav-lapid-y-la-maestra-jardinera/

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO

(Versión coloreada de una película de culto)

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE

EL BLUFF DEL 2015

(Es una manera de darle visibilidad, ¿no?)

cavalo-dinheiro

Cavalo Dinheiro (Pedro Costa, 2014)

FURY ROAD

Mad Max: Fury Road (George Miller, 2015)

Eva Cáceres (crítica de cine en Cinéfilo, docente, agente de prensa de hiphoperos y gran cultora de los comentarios debajo de la mesa en mesas en las que el 80% de los integrantes son hombres, mayormente sobre Tom Hardy. Reina del reino de Nicholas Ray)

UNA PELÍCULA
Kaili Blues (Bi Gan, 2015)

UNA ESCENA
-El hackeo a la estación nuclear china en Blackhat (Michael Mann, 2015)

UN PLANO
-El rostro reconstruido de Nelly (Nina Hoss) reflejado en un pedazo de espejo entre los escombros, en Phoenix (Christian Petzold, 2014)

UNA CRÍTICA
-“El candidato a presidente de John Ford”, por Ramiro Sonzini, Cinéfilo n°20.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-La retrospectiva de Marlen Khutsiev en el 30 MDPFF

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN UN CINE
-Durante los primeros cinco minutos de Kommunisten (Jean-Marie Straub), un joven se levantó de su butaca y mientras se dirigía a la salida, se giró e hizo la seña de fuckyou a la pantalla.

EL BLUFF DEL 2015
Jurassic world (Colin Trevorrow, 2015)

kaili-blues

Kaili Blues (Bi Gang, 2015)

kommunisten-1

Kommunisten (Jean Marie Straub, 2015)

Martín Emilio Campos (corrector y fugaz crítico de cine, músico de fama internacional tras su gira europea con Fonez y DJ preset, responsable de gran parte de la programación de Cineclub Municipal Hugo del Carril de Córdoba. Ver un partido de Belgrano con él es una maravilla.)

UNA PELÍCULA
Under Electric Clouds (Pod electricheskimi oblakami, Aleksei German Jr., Rusia, 2015).

Con los German padre e hijo suelo tener una sensación particular: que lo que podemos captar en su forma es un breve atisbo del cine del futuro, que nos están mostrando un camino que podríamos seguir. Las largas coreografías y los elegantes movimientos de cámara para conformar unos planos secuencia precisos son puestos en función de filmar una Rusia apenas futurista, en la que alrededor de un edificio en construcción conviven yonquis, millonarios, mafiosos, arquitectos e inmigrantes ilegales. Rusia se siente como un desolador territorio post-apocalíptico. Y como German Jr. advierte, sólo falta un año para el centenario de la Revolución.

UNA ESCENA
-La del 4 de julio en Tired Moonlight (Tired Moonlight, Britni West, EE. UU., 2015).

Ya desde el comienzo Tired Moonlight dejaba en claro los elementos que conformaban el mundo que retrataba, en este adorable homenaje crítico a los rednecks: una ciudad del oeste algo quedada en el tiempo, relaciones insatisfechas, motores, águilas, conflictos familiares, sazonados con una ruinosa poesía urbana. Y todo tiende hacia una escena que las engloba: el Día de la Independencia, el 4 de julio, el último jolgorio patriótico. Todo el pueblo en la calle, tomando, jugando y coqueteando, y sobre todo mirando al cielo: los fuegos artificiales, el fulgor que ilumina artificiosamente la espesura de la noche. Todos ríen, toman, se sienten amigos, se sienten queridos y contenidos. Las dudas parecen tener una respuesta cuanto menos provisoria; y el resto de sus vidas queda suspendido en el tiempo, postergadas por el esplendor de la pasión americana.

¿Y cómo musicalizar todas estas sensaciones? Ahora la respuesta parece obvia, pero West se lo saca de la galera: una reversión experimental japonesa del pop de la era espacial que tan felices tenía en aquella dulce época a la sociedad estadounidense. Aún no entiendo por qué a veces esperamos hasta el final de la película para pararnos y aplaudir.

UN PLANO
-El famoso plano secuencia de Kaili Blues (Lu bian ye can, Gan Bi, China, 2015).

Si bien la película ya me había cautivado antes de este momento -por un expresivo y lírico relato que como en un sueño atemporal cruzaba personas, historias y objetos en una China a la vez fulgurante y decadente- es este plano secuencia de más de cuarenta minutos el que termina de manifestar la construcción de un(os) espacio(s) y un(os) tiempo(os) sobre los que la película pendula. Más allá del vistoso prodigio técnico y humano que implica recorrer en un solo plano un pueblo entero (¡cruzando dos veces un río!), resulta fascinante la percepción del pulso de una sociedad, el ritmo de las personas que habitan un lugar, el cruce de sus esfuerzos, la coreografía de sus cuerpos y sus mitos.

Gan Bi habla de una filosofía a la hora de rodar películas. Y hay una anécdota que lo ilustra: todo surge de la experiencia del director filmando casamientos, siguiendo de mesa en mesa a los novios mientras brindaban con los invitados. Había en ese ejercicio, en esas largas secuencias, algo idílico y liberador. Aplicado a otros espacios, otros tiempos, otros rostros, estos pequeños aprendizajes personales,cotidianos, domésticos,pueden adquirir un cariz verdaderamente trascendente.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Yann Tomita.

Luego de distraerme y no poder fotografiar la placa con el soundtrack al final de la película, tuve que preguntar en la fanpage de Tired Moonlight cuál era la maravillosa canción que musicalizaba la escena del 4 de julio que tanto me había impactado. Fue necesario insistir pero apareció la respuesta: “Some Day, That Place in Time”, de un álbum llamado Doopee Time (1995) de Yann Tomita. Costó localizarla en internet (mucho después de haber encontrado el tesoro sintiendo como si buceara por la Deep Web, recién el 15 de julio algún alma bendita colgó todo el disco en YouTube), pero una vez que volví a oírla no pude dejarla de escucharla jamás. Pasé varios meses escuchándola varias veces al día. Aún me sigue deslumbrando. Y de ahí a perderse por la carrera de Tomita: un músico experimental japonés, conocido por ser pionero en producir hip-hop en Japón y el primer músico profesional de tambores metálicos japonés, un tipo que navegaba sin pudor por la música caribeña, el Space-age pop, una suerte de dub espacial y el ruido de sintetizadores y afines. Cada paso es un delirio. Una joya a descubrir.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Perrone en Viena

Sí, luego de años de ahorros y como complemento a un viaje paralelo tuve la fortuna de encontrarme en Viena durante la Viennale. En realidad estuve en la ciudad sólo alrededor de quince horas, suficientes como para no perderme la función de las 23:30 de La mecha (La mecha, Raúl Perrone, 2003) en un lugar aparentemente llamado Stadtkino im Künstlerhaus. Poder ver a Don Galván en esta magnífica sala señorial, proyectado mientras cruza Ituzaingó buscando una mecha discontinuada para su calentador a querosén emociona. Emociona la manera en que Perrone filma la cotidianidad de una Argentina desamparada y en crisis pero decidida a sobrevivir sin resignarse. Emocionan el fervor y la devoción de Roger Koza, que tanto se esforzó para que (les) llegara esta oportunidad; y hasta el entusiasmo de Pablo Ratto (el productor), quien incluso aprovechó el viaje para visitar antepasados en Eslovaquia. Emociona el rostro sorprendido de cada uno de los espectadores que aún transitando horas de la madrugada continuaban dialogando con los presentadores maravillados por la filmografía que estaban descubriendo en el festival.

Es Perrone definitivamente un director que genera diferencias y reservas. Pero este homenaje tan enorme y sentido que le llega ya pasados los 60 años es un evento emocionante.

EL BLUFF DEL 2015
-El premio a mejor director en la Competencia Argentina del Bafici a José Celestino Campusano por Placer y martirio (Placer y martirio, José Celestino Campusano, Argentina, 2015).

Leí en un su momento una entrevista que Las Pistas le hacía a Nathan Silver, jurado de la Competencia Argentina del Bafici, en la que el director afirmaba, con respecto a Placer y martirio, que resultaba muy difícil comprender “si se trata todo de un chiste o es simplemente mal cine, o si es una sátira al cine malo”. También espetaba, como al pasar, que le encantaban “las malas actuaciones”. ¿Cuáles son los criterios para premiar películas en los festivales?

(La entrevista de Las Pistas era sumamente ilustrativa al respecto: hacían un recorrido por cada una de las películas de la Competencia buscando la opinión de uno de sus jurados internacionales).

José Celestino es un tipo muy querido en Córdoba, y siempre resulta muy agradable recibirlo (e invitarlo). Hasta la fecha, con alguna que otra mínima reserva, habíamos defendido todas sus películas con argumentos muy distintos a la postura socarrona y paternalista de Silver. Y sin embargo, si bien se valora que de alguna forma se reinvente, Placer y martirio parece fallida hasta la médula. En un registro cercano al de una revista de farándula (y alejado por ende de su habitual perspicacia para (re)presentar las relaciones entre las personas, sus principios y su entorno), la película evidencia decisiones que la llevan a ser prácticamente una caricatura de cierta perspectiva de clase. Campusano en sus películas anteriores conseguía momentos muy emotivos que hacían muy palpables los valores que en el fondo filmaba; y a su lado Placer y martirio no resulta más que una divagación en extremo remota y vacía. Y, para colmo, premiada.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-El dossier de cine clásico en la Revista Cinéfilo Nº 20 (septiembre de 2015).

A la revista cordobesa de crítica cinematográfica Cinéfilo (a la que pertenezco y sostengo, aunque no escriba) se le ha reprochado el negarse a participar desde sus páginas en las grandes discusiones nacionales sobre cine, como si fuera un deber que rechaza cumplir. Desde ya resisto aceptar esa premisa. Vivir a 700 km de la Capital nos permite alejarnos de su influjo omnipresente; y no veo razón real por la cual deberíamos aceptar su agenda. El dossier publicado en el Número 20 en septiembre de este año expresa una búsqueda alternativa; y refleja una serie de discusiones que siempre nos rondan. Y creo que sigue más urgente discutir (y renovar la discusión) alrededor de Nicholas Ray que sobre, por ejemplo, El clan y La patota. (Si alguno logra extraer de estas películas argumentos que permitan pensar mejor el cine, adelante. Yo aún sostengo que es mucho más edificante partir de lugares más ricos).

Dicho esto, debo admitir que siempre fui algo precavido de las posturas de mis compañeros de publicación tenían con respecto al cine clásico, sobre todo el estadounidense (al fin y al cabo todas las filmografías tienen sus clásicos). Siempre me sentí más cercano a las nuevas olas. Pero encuentro en cada una de estas notas una voz que conmueve. Y tienen un logro aún mayor: actualizan la revisión de estas grandes obras que los electrizan. He presenciado off the record y vino mediante charlas en las que por ejemplo Ramiro Sonzini se explayaba sobre cómo Costa o Apichatpong retoman elementos de los clásicos para construir sus mejores obras: y para explicarlo parte de su gran dilecto, John Ford, al que le dedica un sentido análisis de las películas que filma con Will Rogers. Unas páginas antes Lucía Salas aborda un tema tan en boga como las remakes, pero trasladándolo a épocas pretéritas de Hitchcock o McCarey. Como dice Gonzalez Cragnolino en este mismo dossier: en los clásicos, aunque el cine siga mutando, hay lecciones que no se pueden pasar por alto. Y en todos estos casos, así como cuando Alejandro Cozza habla del casi desconocido Allan Dwan o Eva Cáceres del enorme Nicholas Ray, lo que se contagia es una pasión: la de ver películas, el deseo de pasarse todo el tiempo necesario hasta presenciar cada una de las imágenes que se esbozan. Ésa es la apuesta. Y bosqueja también un programa, desde el cual es posible construir y resistir.

De cualquier forma, más allá de esta revista que tanto admiro y adoro, sigo sintiendo que la abrumadora mayoría de la crítica cinematográfica (particularmente en nuestro país, cuyos artículos por procedencia son a los que más acceso tenemos) resulta muy poco enérgica y constructiva. Se hace difícil pensar en la crítica del año sin sentir una narcolepsia inmediata. Aunque de vez en cuando aparecen los que escriben como si amaran lo que discuten, como si vivir el cine los apasionara. A ellos los celebro.

UnderElec1_2

Under Electric Clouds (Aleksey German Jr.,2015)

tired-moonlight2

Tired Moonlight (Britni West, 2015)

Paola Buontempo (programadora estrella de Festifreak, presentadora preferida de los viejos del festival de Mar del Plata, fotógrafa fantasma, capturadora de jockeys y jocketas, gran compañera de cuarto)

UNA PELÍCULA
Battles (Isabelle Tollenaere)

UNA ESCENA
​-En Battles, una chica y su novio recorren un bosque por la noche, buscando restos de la guerra. Beben, comen unas papas y miran un bunker cubierto por el mar.

ESCENA BATTLES

UN PLANO
Tired Moonlight (Britni West)
vlcsnap-32778

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Entre dos tiempos, Gustavo Galuppo (Kilómetro 111 Nº 13, 10/2015)

UN DESCUBRIMIENTO
Bi Gan (Kaili Blues)

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
Right Now, Wrong Then (Hong Sang-soo) en 30º Festival de Mar del Pl​ata

2506040992

Battles (Isabelle Tollenaere, 2015)

Martín Iparraguirre (Narcocrítico preferido de Córdoba, periodista independiente pendenciero, dueño de las frases más memorables del Bafici 2014 y presidente de La mirada encendida)

UNA PELÍCULA
-Aquí opto por la que creo es la película argentina del año: Cuerpo de letra, de Julián D´Angiolillo, explora como pocas películas que conozca los márgenes de la política contemporánea, en un cine argentino mayoritariamente abstraído de su entorno político y social. Claro que lo importante no está en su tema, la vida de los grafiteros de los partidos políticos en campaña, sino en la perspicacia formal que ostenta el director para atrapar esa realidad y doblegarla, estrujarla y potenciarla a través de distintas elecciones formales y narrativas que van convirtiendo el relato en un thriller político, abstracto y testimonial a la vez, que hace de ese submundo aparentemente simple un ente viviente con múltiples capas a descubrir, ofreciendo al mismo tiempo un diagnóstico inclemente sobre el presente argentino.

UNA ESCENA
-Más que una escena, voy a elegir una secuencia: la transformación de la protagonista de Bird people (Francia), de Pascale Ferran, en ave. Si el cine es una forma privilegiada de acercarse al mundo, lo es en tanto permite al espectador acceder a otra mirada, el milagro de salir de sí mismo para poder mirar con los ojos de otro. Ese maravilloso descentramiento de nosotros mismos sólo es posible con tamaña intensidad en el cine, que en momentos como la secuencia elegida nos permite desafiar nuestros límites perceptuales: compartir el devenir gorrión de Audrey (Anaïs Demoustier) es constatar indirectamente nuestra propia insignificancia, los absurdos límites que nos imponemos a nosotros mismos y la maravillosa y terrible libertad –tema central del filme– que goza la naturaleza.

UN PLANO
-Un plano lejano ya en el tiempo me asaltó a principios de año en una revisión de El largo día acaba (1992), de Terence Davies, por su capacidad para mostrar la importancia de la forma en el cine. Se trata de un plano medio amplio que, a un par de metros de distancia, muestra a la familia reunida en la mesa para Navidad, con la única ausencia de su protagonista, el preadolescente Bud, alter ego del propio director que narra esa etapa de su infancia marcada por una educación religiosa estricta y los conflictos de su despertar sexual. Sensible e introvertido, Bud vive ligeramente desplazado de su edad, en el mundo de adultos que constituye su familia nuclear compuesta mayormente por mujeres, ya que en el colegio es aislado y discriminado. El plano en cuestión registra la charla cotidiana y banal de los familiares de Bud hasta que de repente todos giran sus cabezas y miran directamente a cámara, interpelando al espectador: allí comprendemos que se trataba de un plano subjetivo del propio Bud, que veía cómo la vida de sus seres queridos se desarrollaba tranquilamente sin su participación, indiferentes a su existencia. En ese plano, mediante un simple encuadre, Davies pone súbitamente al espectador en el lugar del personaje y traduce tanto sus sentimientos más íntimos y complejos (amor por su familia pero también dolor, soledad, desazón y tristeza) como la red de relaciones que lo engloban en un simple gesto formal. El plano vino a mi recuerdo en el Festival de Mar del Plata al ver Sunset Song, la última película de Davies, donde esa clarividencia formal se repite en una escena donde la protagonista, una mujer joven que se rebela a los mandatos paternos y sociales, asiste a misa: el momento en que el cura sube al atril para iniciar su sermón es registrado en un plano medio de un sutil contrapicado, a lo que se suma el incremento de luz natural hasta la sobreexposición –todo el filme es una lección del uso de la luz–, lo que sirve para traducir formalmente la experiencia que tiene el personaje respecto a la religión.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-Tal vez no sea el mejor texto de su autor, nuestro querido Roger Alan Koza, aunque sin dudas es notable. Aunque mi elección estriba en que sirve para reflexionar sobre lo que un crítico puede aportar, en el mejor de los casos, a una película: se trata de su trabajo sobre Ave Fénix, de Christian Petzold, que este año elegimos para analizar en la facultad de cine. A partir de un simple gesto de la protagonista de la película, que ante una orden de un desconocido se queda absolutamente paralizada, Koza es capaz de construir un contexto significativo mayor que excede a la diégesis aunque ya habitaba la película. Dice así:

“He aquí también una forma de revisar el Holocausto fuera de la norma de Hollywood, tópico histórico devenido en género cinematográfico. Petzold deja en fuera de campo el campo de concentración, aunque la racionalidad criminal y perversa de los nazis sobrevuela el relato, tal como se materializa en una escena ocasional que tiene lugar en la noche y entre escombros, pasaje en el que el grito de un hombre paraliza a Nelly (y también en un momento en que se oye o se ve un tren). Es otro uso de la voz, de otro orden semántico, pero lo que aquí se pone en juego es una vía conductual para significar la marca del exterminio en los cuerpos. Lo extraordinario del trabajo de Hoss estriba en su inmovilidad o en la dificultad motriz frente al espacio. La recreación del rostro es el obstáculo evidente, pero recuperar la confianza en el desplazamiento resulta un desafío mayor. No solamente Nelly empieza a habitar su propio rostro, sino que también recupera un modo de moverse a través del espacio inmediato”.

Aquí hay inspiración, perspicacia y talento para analizar el filme, pues el crítico construye una dimensión de la experiencia del personaje que está absolutamente fuera de campo en la película –aunque es central para entenderlo– a partir del análisis de un gesto y un orden habitualmente desatendido en el cine como es el sonido, en este caso a partir del uso de la voz –que es el eje de la crítica–. Efectivamente, la experiencia del espacio en los campos de concentración fue uno de los modos de sometimiento y tortura del régimen nazi: Koza pudo verlo en esos mínimos detalles y en su escritura elevó a la película a una nueva dimensión, al punto que uno podría preguntar si su apunte se trata de una creación del propio crítico o de la película –aunque a fin de cuentas la respuesta poco importa–.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-El mayor descubrimiento del año fue, para mí, el foco en el director ruso Marlen Khutsiev en el Festival de Mar del Plata, que uno intuye debería estar entre los maestros del cine clásico. Su obra mayor es Infinitas (1993), donde plantea un viaje alucinatorio hacia el pasado de su país a partir de la travesía personal que vive su protagonista. Basta el inicio del filme para reparar en la calidad de esa caligrafía que hoy parece lejana, pues cada plano se sigue allí inevitablemente de su antecesor: hay orden de la necesidad que guía el montaje desde las tomas generales de la ciudad que abren la película hasta el encuadre final de nuestro protagonista, que primero es divisado desde la terraza de un edificio para inmediatamente saltar al paseo en el que se encuentra caminando y seguirlo desde atrás. La cámara incluso construirá la propia acción en algún momento a partir de movimientos que se independizan del cuerpo del personaje, cuando lo tome de espaldas sentado en un banco del parque y a partir de un paneo recurrente de izquierda a derecha y viceversa muestre lo que él está viendo, la irrupción de un hombre y una mujer que lo miran como apariciones fantasmales. El dominio sobre la puesta es absoluto y la claridad formal impecable.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-El éxtasis es una experiencia que define profundamente al cinéfilo: ¿dónde está la felicidad en el cine? Si para muchos puede ser sinónimo de una buena resolución argumental, un giro inesperado en la trama o una narración que los colme, para mí se encuentra en la experiencia sensible que puede ofrecer una película. Un plano secuencia bien elaborado puede despertar en mi un sentimiento análogo al orgasmo, aunque este año el éxtasis estuvo en algunas películas que hicieron del plano una verdadera pintura a partir de la composición de los colores y la luz: The Assassin, de Hou Hsiao-hsien, Cavalo Dinheiro, de Pedro Costa y la citada Sunset Song, de Davies, sobre todo, aunque también Mountains may depart, de Jia Zhang-ke, cuyo plano final quedará en mi recuerdo para siempre.

EL BLUFF DEL 2015
-Sin dudas, el bluff del año fue también su película récord: El clan, de Pablo Trapero, tenía todo para ser el despegue definitivo de este director cercano al cine de autor en los grandes mercados comerciales (un tema urticante, presupuesto de un tanque, un actor emblemático como Guillermo Francella encarando un papel diametralmente opuesto al que lo ha instalado en la memoria colectiva, un marketing impresionante), pero resultó un filme burocrático, reiterativo e intrascendente, con muy poco para decir sobre el mundo más allá de su voracidad recaudatoria.

CUERPO-LETRA-Cal-herramientas-utilizadas_CLAIMA20150504_0186_14

Cuerpo de Letra (Julián D’Angiolillo, 2015)

imgID37366152

Sunset Song (Terrence Davis, 2015)

Lucrecia Mararozzo (Programadora de Cortópolis, Córdoba. Ha trabajado como presentadora y fan oficial de Kidlat Tahimik en el Festival de Mar del Plata)

UNA PELÍCULA
Mountains May Depart, de Jia Zhang-ke

UNA ESCENA
-La escena final de Mountains May Depart, en la que la protagonista baila Go West de los Pet shop boys.

UN PLANO
-El plano secuencia final de Tag de Sion Sono en el que  se ve a la protagonista en la nieve, como si hubiera caído muerta y luego se levanta y corre dejando huellas en la dirección contraria.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-El maestro, un parche y un romance turbulento. Notas sobre Nicholas Ray por Eva Cáceres. Revista Cinéfilo año 6, número 20, Septiembre 2015.(Más que crítica serían notas, pero fue la lectura sobre cine que más disfrute en el año)

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-El director filipino Kidlat Tahimik.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Programar una película siempre tiene un halo de incertidumbre, una vez que logramos la copia, los derechos y todo lo necesario, tenemos el pánico de si va a venir gente a las proyecciones, si la prensa nos va a acompañar, si la difusión llegará a cada potencial espectador, etc…sobre todo cuando uno se inclina hacia propuestas independientes, de autor o con una mirada particular, porque programar “tanques” siempre tiene su público. Programar para niños, es aun más incierto, ¿cómo saber si en la diferencia de edad y de puntos de interés vamos a coincidir? Este año, con Ceci Oliveras, mi compañera programadora del festival Cortópolis, programamos una muestra para niños y fue hermoso compartir el visionado en la sala. Los chicos aplaudían al ritmo de la música de cumbia de uno de los cortos y cortaban los aplausos en el momento del diálogo, decían palabras de ánimo para con los personajes que atravesaban situaciones difíciles y compartían sus puntos de vista espontáneamente con los compañeros que tenían al lado. A diferencia de lo que pasa en una sala rodeada de adultos, que ante el mínimo ruido pueden llegar a abuchear y discutir con el vecino. La Muestra Cortópolis 2015 venía atravesando las dificultades propias de todo evento cultural organizado a pulmón y por un grupo de trabajo voluntario y el compartir con tan enfervorizados y jóvenes espectadores fue una inmensa alegría para nuestro equipo de trabajo.

mountains-may-depart-cannes-film-festival-3

Mountains May Depart (Jia Zhang-ke, 2015)

Matías Marra (Roque. Joven crítico de cine, docente, organizador de fiestas, primer crítico favorito de la Nueva Crítica, nos debe textos)

UNA PELICULA
Mad Max: Fury Road

Tiene todo lo que quieren las/os wachas/os.

UNA ESCENA
-La última persecución de Sueñan los androides

Precisión narrativa y modernidad: dos cosas que puestas juntas explotan.

UN PLANO
-Alguno de los planos finales de Ming of Harlem, cuando se revela la reconstrucción del espacio.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-https://las-pistas.com/2015/02/10/el-cine-de-las-vacaciones/

No quiero ser chupamedias del medio que me invita a responder esto, pero ese vínculo afectivo con el cine de las vacaciones que tenemos y compartimos, está muy fielmente expresado en ese artículo .

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-El primer Godard (de Sin aliento hasta Week-end)

Lógicamente no descubrí nada, pero lo fue en términos personales. Le escapo a la nouvelle vague porque me parece que está sobrevalorada y ocupa un lugar excesivo en la historia oficial. Pero con Godard la cosa es distinta. El cine lo hacen las personas, pero Godard es realmente un tipo extraordinario. Creo que nadie nunca tanto.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
El nacimiento de una nación en MDP 2015

Con varios amigos coincidimos en que muchas veces los festivales son una buena oportunidad para ver las películas largas que en otros contextos no veríamos. Ver la restauración de El nacimiento de una nación fue muy lindo, y eso que eran las once de la mañana…

EL BLUFF DEL 2015
-El baño de humildad

No fue un hecho cinematográfico puro pero sin dudas va a afectar a partir de ahora todo nuestro pensamiento. El fracaso de la hipótesis del kirchnerismo de llevar a un “candidato moderado” como Scioli me parece el “bluff” de este año.
En contraposición podemos poner las tres semanas previas al ballotaje, donde todos los que creemos en un mundo más justo militamos a Scioli porque no nos daba lo mismo que gane Macri. Hoy, semanas después, la tranquilidad de haber hecho lo posible. La urgencia de seguir construyendo.

The Birth of a Nation (1915)Directed by D.W. Griffith Shown: Mae Marsh

The Birth of a Nation (D.W. Griffith, 1915)

@airesybenson (Personalidad de Twitter. Conocedor de datos oscuros del cine nacional. No lo conocemos en persona, pero ahora sabemos su nombre real y no lo publicamos para que permanezca el enigma)

UNA PELICULA
Mistress America (Noah Baumbach, 2015)

UNA ESCENA
-Iris Apfel regateando chucherías en Iris (Albert Maysles, 2015)

UN PLANO
-Marine Vacth en tetas en Jeune & jolie (Francois Ozon, 2014)

UNA CRÍTICA O TEXTO
La patota, en http://2015vecesnodebo.tumblr.com/

UN DESCUBRIMIENTO
-Cambiar la IP y ver Netflix de otros países (USA tiene la última de Alexei German y el documental sobre Ceausescu)

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Salir de la Lugones y clavara muzza en Guerin.

EL BLUFF DEL 2015
La princesa de Francia.

mistress-america-still-2

Mistress America (Noah Baumbach, 2015)

960

Iris (Albert Maysles, 2015)

Gisela Chicolino (Distribuidora de cortos y largometrajes incansable y sincera, visitadora intensiva de festivales nacionales, gran miembro del Correccional de Señoritas, tiene la mejor risa de la comunidad cinéfila nacional y organiza los mejores asados)

UNA PELICULA
It follows (David Robert Mitchell, 2014)

UNA ESCENA
-La escena final de Carol (Todd Haynes, 2015)

UNA CRITICA O TEXTO:
-Sobre Adiós al lenguaje de JLG en Revista KM 111

UN DESCUBRIMIENTO
-Martín Solá

BLUFF DEL 2015
Mad max: Fury Road (George Miller, 2015)

it-follows-featured-pic

It Follows (David Robert Mitchell, 2014)

Sofía Marramá (Directora de arte cordobesa radicada en Buenos Aires, secretaria de la KGB para La Flor, amante incondicional de Pere Portabella y todo lo que es bello, participante del trance místico de Manuel Mozos. Máster de Yoga, tía peronista.)

UNA PELICULA
João Bènard da Costa: Outros Amarão as Coisas que Eu Amei
Manuel Mozos (Portugal, 2014)

UNA ESCENA
-El comienzo de Youth (Paolo Sorrentino)

UN PLANO
-Los primeros planos de los personajes de La Sapienza mirando a cámara, todos. Todos los primeros planos de los personajes de Eugene Green.

UNA CRÍTICA O TEXTO
-El debate entre Mariano Llinás, Nicolás Prividera y un anónimo (quien tuve el gusto de conocer tiempo después) en el blog de Roger Koza sobre La mujer de los perros fue un gran evento criticoide.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
-Pere Portabella.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-Todo lo que sucedió alrededor de Otros amarán las cosas he amado fue mágico. De esa función me fui, agradecida con el cine, por renovar mi fe cuando más lo necesitaba, feliz y con una nueva gran amiga.

EL BLUFF DEL 2015
The Artefacta de Nicola Constantino. Jamás debí darle play a eso.

f59fb6347c19c5bb70398a117b36b8a3de0791c9

Joao Bernard Da Costa: Outros Amarao As Cosas Que Eu Amei (Manuel Mozos, 2014)

lasapienza-3

La Sapienza (Eugene Green, 2014)

Manuel Ferrari (Montajista favorito de Las pistas -terapeuta de directores en crisis-, director de cine As del Q&A con Crónicas de Solitude, alma mater del Buenos Aires Talent Campus, padre primerizo)

UNA PELICULA
Kommunisten de Straub

UNA ESCENA
-Cuando Victoria en la película titulada ídem de Juan Villegas compone con uno de sus alumnos un tema con la letra que éste le trajo

UN PLANO
-El plano picado del corto Nueva vida de Kiro Russo

UNA CRÍTICA O TEXTO
-No es estrictamente una crítica sino la introducción a la proyección póstuma de No home movie de Akerman por su montajista Claire Atherton

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
Pawel y Wawel de Krzysztof Kaczmarek

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-En la Sala Lugones en ocasión de un estreno una señora del público contó que su mamá había inventado el cuit y el cuil

EL BLUFF DEL 2015
11 minutes de Jerry Skolimowski

vlcsnap-2015-07-13-23h17m54s032

Victoria (Juan Villegas, 2015)

1_pawel_i_wawel_kaczmarek_krzysztof

Pawel And Wawel (Krzysztof Kaczmarek, 2015)

Roger Koza (Tío Roger, presidente del país del cine)

Para transitar cualquier pista es necesario una cartografía. Supongo que piden letreros, signos que organicen una experiencia posible, la del lector, los suyos. Mis respuestas serán exactamente eso: signos que organizaron mi experiencia reenviados a ustedes y sus lectores. Tal vez alguien se apropie de ellos. O tal vez no.

UNA PELICULA
Ausma (2015), de Laila Pakalnina. La última película de la directora letona está inspirada en un proyecto de Eisenstein, pero esta comedia heterodoxa y políticamente ambigua acerca de una comunidad rural en tiempos de Stalin remite directamente a la extraordinaria obra maestra póstuma de Aleksei German, Hard to Be a God. Aquí no es la civilización y su fracaso el tema elegido, sino la constitución y las coordenadas simbólicas de la subjetividad comunista en ese tiempo, de tal forma que podría haberse llamado: Hard to Be a Communist. Lo que comparte Pakalnina con German es un concepto espacial de cine, el cual se despliega como una forma de orquestación de movimientos de objetos, animales y hombres, muy propia de cineastas del Este. Una diferencia entre German y Pakalnina pasa por cómo trabajan y conciben el espacio: la claustrofobia y la suciedad de Hard to Be a God son sustituidas en Ausma por una conquista y expansión del espacio colectivo al aire libre, no por ello edificante. La opresión no está conjurada, o al menos acecha cada tanto.

UNA ESCENA
-La pelea cuerpo a cuerpo que cierra One Floor Below, de Radu Muntean, película que felizmente se estrenará en Argentina en el 2016. Gran film sobre la sustancia de la ética, gran desenlace en el que la ética entendida como un conjunto de creencias que organiza la conducta resulta insuficiente, secuencia en la que toda la violencia capaz de ser expresada por un cuerpo se impone en la totalidad del plano sin que la representación sea cómplice de ese instante extremo. Pegar duele, pues es el fracaso frente a la animalidad destituida del lenguaje que la resignifica.

UN PLANO
-Haidar, el niño de Homeland (Iraq Year Zero), en el asiento de atrás del auto de su tío percibe que algo ha sucedido: el plano se oscurece obligatoriamente, dando testimonio de que lo sucedido es terrible. Es la síntesis más audaz y éticamente precisa de cómo filmar la muerte: oyéndola, jamás viéndola. Estructura ética del film: en el inicio se anuncia que ese niño murió, pero luego uno lo olvida. No hay ningún plano de más. Todo es lo que debe ser.

UNA CRITICA O TEXTO:
-100 Years SInce the Birth of Orson Welles, escrito por David Walsh y Joanne Laurier, y publicado en la World Socialist Web Site en el mes de junio de este 2015. La erudición histórica de Walsh y Laurier, sumada a la perspectiva política que tienen –a la que subscribo–, constituyen una aproximación metodológica que –a mi juicio– está en vía de extinción. En otras palabras: falta rigor histórico y político en los métodos empleados en nuestra profesión a la hora de analizar y pensar una película. Un impresionismo subjetivo, que no pasa de pura elegancia narcisista propia de alguien con cierto nivel de educación, se impone como forma de escritura. He aquí un golpe a ese sistema de lectura.

EL DESCUBRIMIENTO DEL AÑO
Welcome or No Trespassing (1964), de Elem Klimov. Una de las películas más divertidas que vi en el año, tan política y formalmente sorprendente como la de Pakalnina, aunque la época ya no es la de Stalin. Parece una de Wes Anderson pero soviética, y no por ello en connivencia con el régimen que retrata y financia el film.

UNA EXPERIENCIA DESTACABLE EN EL CINE
-La experiencia física de ver la escena inicial de The Assassin en Cannes. La contundencia material del film de Hou era casi intolerable para mi sistema perceptivo.

BLUFF DEL 2015
-Los debates presidenciales en Argentina. Nada más ridículo que eso, y lamento profundamente que a los cineastas no se les ocurra filmar este tipo de eventos para deconstruir y repensar cómo la imagen televisiva poco tiene que ver con la imagen cinematográfica. La televisión afirma prejuicios; el cine puede hacer preguntas.

¡Un beso!:
El beso que no se dieron los dos protagonistas de Los besos, de Jazmín Carballo, una película cordobesa que merecía más atención: los protagonistas jamás se dan el beso prometido en el título. Una dialéctica inesperada en un film sensible y liviano.

kyJ83rS7qQz9ZZz2Pm7BEW9eBKH

Welcome Or No Trespassing (Elem Klimov, 1964)

Ausma_berns_ar_mati-646x363

Ausma (Laila Pakalnina, 2015)

Anuncios

1 Comment so far

  1. Pingback: Pequeñas crónicas cinematográficas desde Francia (5): Los franceses no saben hacer filas (Avant premiere de The Assassin con presencia de Hou) | PASTEL DE MENTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s