comment 1

Cine Argentino Transcinemático – Día 1

Durante estos días estaremos compartiendo con ustedes una serie de textos realizados para la Primera Muestra de Cine Argentino Transcinemático que comienza hoy en la Universidad del Cine, programada por Santiago Gonzalez Cragnolino y vuestra Salas, con el comando de la producción a cargo de Eddy Baez. Transcinema es un festival que sucede en Lima y está a cargo de John Campos Gomez. Este año por primera vez desembarca en Buenos Aires.

En el primer día de la muestra comienzan los tres focos de la muestra dedicados a Germán Scelso, Ignacio Masllorens y Sebastián Lingiardi (y de paso se devela el misterio del nombre de este sitio), y se presentan las primeras jóvenes: Gill y Ritacco. Por el lado de las plumas damos la bienvenida a Eva Cáceres y Fernando Svetko, jóvenes críticos cordobeses, y a Juan Francisco Gacitua, presidente de la nueva crítica. A nosotros ya nos conocen, estaremos desparramados en los textos de los próximos días.

Lunes 21 – 19.00

Reina Sofía (Micaela Ritacco, 2014) – 15′

vlcsnap-2015-09-21-11h13m23s136

La Reina Sofía de Micaela Ritacco no tiene nada que ver ni con los Borbones ni con los museos. La suya, es la protagonista de un viaje experimental en blanco y negro por la ruta, atravesando un paisaje industrial, prácticamente despoblado, que se desfigura y deforma con la velocidad. No sabemos nada de ella, tampoco hacia dónde se dirige. Sólo podemos conjeturar a partir del parpadeo de sus ojos, de su gesto al encender un cigarrillo o al tirar el humo. No hace falta revelar misterios, ni responder preguntas, lo que protagoniza esta historia es el viaje, la experiencia cinematográfica en torno al movimiento, aquella en la que percibimos lo que sucede como un flujo que se trama al hilo del tiempo, como lo que aparece pasando velozmente, lo que se manifiesta casi al instante de su desaparición. Al igual que Sofía, nos entregamos a lo que transcurre, suspendiendo la propia movilidad para prestar atención a otro tipo de movimiento, el que componen las imágenes y los sonidos. Desde la ventana, el tendido eléctrico y las luces del alumbrado público aparecen y desaparecen, generando un ritmo inestable, que cambia de velocidad. De manera similar, se expresa una guitarra distorsionada, la cual toma relieve creando paisajes por sobre el ruido incesante del andar del auto. En Reina Sofía, las formas se manifiestan en flujos continuos, irregulares, nerviosos e improvisados. Algo inquietante palpita en este viaje sólo de ida.

Eva Cáceres

Desde la marea (Josefina Gill, 2014) – 29′

Stillbild_DLM_7

El cortometraje sucede íntegramente sobre el agua, en un barco de carga que va de Hamburgo a Buenos Aires. En él, Gill lee en off fragmentos de su diario en el extranjero y de cartas de sus familiares durante su viaje Hamburgo-Avellaneda en 1937. Todo transcurre con serenidad, el mar es a la vez horizonte constante y esa superficie líquida casi viscosa que hace que todo lo que flota se balancee, incluidos los rigurosos planos fijos desde el casco. Hasta que en un momento la cámara pasa a la mano y la superficie se mueve muchísimo más que la cuenta. Ese plano lo transforma todo: el mar que solía ser un apacible paisaje se transforma en ese vacío en el cual no hay nada, ese espacio que no es ninguna parte en la cual hay ausencia y muchas veces hay peligro. Acostumbrados a pensar esos kilómetros que separan Europa de Buenos Aires como números abstractos y horas de vuelo, de repente irrumpe como un baldazo la certeza de que entre medio de ambas superficies hay un océano inmenso que puede tragarlo todo, que millones de migrantes no tienen otra opción que cruzar. Sobre todo: viajar es siempre un riesgo y no únicamente físico, porque lo que el agua no absorbe de todas formas lo transforma. La neblina (otra forma del agua) puede ser sedante o aterradora.

Lucía Salas

La sensibilidad (Germán Scelso, 2011) – ’60

sensitivity_2

La sensibilidad recientemente conformada en ciertos grupos sociales para aproximarse a los testimonios sobre la dictadura, podría invertir el reclamo que se le hace a Antígona y decir que este joven director cordobés tiene un frío corazón para ardientes asuntos. Pero es sobre esa misma sensibilidad que trabaja Scelso, no sólo en esta película sino en toda su obra. Porque no se trata de la sensibilidad de las protagonistas, su abuela Laura o su abuela María Luisa, sino de la sensibilidad del espectador; de un espectador al que se intenta conmover respecto del sentido común de lo políticamente correcto, de la complicidad con lo estéticamente representable del dolor de la descarga fácil en la representación de todo lo problemático o absurdo de la existencia. La ironía y el humor son tal vez los modos posibles de salvar alguna verdad del pasado, salvando al pasado precisamente de su solemnidad.  

La breve risa de Scelso, sobre el final de la película, no es una burla del pasado sino un reclamo de complicidad para un distanciamiento. Es un momento de feroz ternura, un momento de violencia pero también de reconocimiento.

El reclamo parece ser correspondido. En ese parecer, en esa indiscernible posibilidad que la propia distancia ha creado, el director tal vez pueda cifrar una nada desdeñable felicidad.

Fernando Svetko

Lunes 21 – 21:00

Japonesita (Ignacio Masllorens, 2015) – 5′
Transatlántica (Ignacio Masllorens y Pablo Padula, 2003) – 10′
1999 (Ignacio Masllorens, 2003) – 17′

Japonesita_still2 copia

Este es Masllorens jugando con el tiempo: una historia de amor con la narración y los giros argumentales de las primeras épocas del cine (será el comienzo de este milenio, pero así de vetustos parecen los romances consumados antes que llegaran las redes sociales), un diario de viaje desde España hacia la Argentina, en un período en el que miles de jóvenes como la protagonista hacían el recorrido inverso; y la anarquía absoluta de plasmar intrigas, traiciones y disputas sobre las inertes imágenes de un noticiero estatal. Los signos políticos y las intenciones lúdicas se alternan en este programa: los dos primeros cortos pertenecen a un momento en el que ningún joven director argentino escapó de dejar sus impresiones sobre la crisis que el país atravesaba, sin importar la clase social de origen ni el género cinematográfico sobre el que trabajaban. Japonesita es uno de los mejores aportes a Sucesos intervenidos, interpretación contemporánea de la Argentina que distintas autoridades utilizaron como vidriera, incluyendo a una Mar del Plata que montaba una versión ya extinta de su festival de cine, enfocada en las comitivas internacionales que atraían por exotismo o peso propio a público y prensa masivos. Tampoco hay en nuestro país muchas tramas como las que este corto imagina para la estrella asiática, pero Masllorens sabe de las licencias artísticas que ofrece el cine.

Juan Francisco Gacitua

Las pistas – Lanhoyij – Nmitaxanaxac (Sebastian Lingiardi, 2008) – 50′

Imagen Las Pistas

Las pistas – Lanhoyij – Nmitaxanaxac es una intriga policial que se desenvuelve en el nivel de las lenguas. Lo curioso, contra todo pronóstico, es que la película no se permite detenerse en meditaciones lógicas (no hay puzzles lingüísticos, tampoco controversias gramaticales) y así rendir culto a cierta tradición detectivesca que haría del raciocinio su arma fundamental para llegar a la solución. Más bien, la disputa por el desciframiento del enigma entre las lenguas español, wichí y toba va a estar determinado por un movimiento continuo de planos y personajes que antes que despejar progresivamente el problema va a contribuir a su confusión. Sabemos que hay un secuestro pero de allí en más la narración se va a poblar de grupos conspiradores, mapas,  antiguos relatos orales, animales y agentes dobles.

La cuestión de la traducción amaga con ser un problema central, sin embargo la lengua oficial -el español- desde la cual hay que traducir las adaptaciones a lenguas menores, rápidamente se va a demostrar incapaz. En el comienzo escuchamos acepciones posibles de la palabra “pistas” (huellas, señales, avisos, diseño del terreno); luego las traducciones al wichí y el toba; y a partir de allí, como afirma uno de los personajes, “lo que parecía estar en el centro ahora va a mostrar sus márgenes”.

Iván Morales

Anuncios

1 Comment so far

  1. Pingback: Diarios transcinemáticos | LAS PISTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s