comment 1

Retiro (Prisioneros de una noche) – Constitución (Breve Cielo) – Once (Tres veces Ana)

Mapa_GBA

El transporte público da una versión de la ciudad que se descompone en tipos, líneas y ramales. La segunda película que hicimos entre amigos (Los que matan) se filmó en las cuadras que rodeaban mi ex casa, en la estación Agüero, el bar Varela Varelita en la estación Scalabrini Ortiz y la casa de uno de los directores en la estación Olleros. Otra vez, grabando un corto de Zukerfeld arriba del 152, yendo y viniendo del centro a Olivos me di cuenta de que me se el recorrido de memoria. El negocio de García Candela es a media cuadra de Cabildo, la casa de Granero a tres, la de Morales a unas seis. Nuestra versión de la ciudad suele ser la del 152 (Olivos-Boca), 68 (Puente Saavedra-Once) y 29 (Olivos-Boca) en cuanto a recorrido vertical si consideramos el mapa estilo Guía T que ubica arriba el puerto y el riachuelo a la derecha a diferencia del Mapa Interactivo que adopta la versión que tiene el puerto a la derecha y la esquina Riachuelo-General Paz abajo del todo.

El otro día me tomé el 47 para hacer un recorrido horizontal que desde mi casa suele ser diagonal. Chacarita, Avenida San martín, bordeando Agronomía por ese lado y de ahi todo mapa desconocido. En algún momento entramos a un barrio de casitas  con arboles que competían con el colectivo por un espacio aéreo de la calle con ninguna persona al rededor y sin solución de continuidad apareció la autopista, lo cual me aseguró que era Versalles, un barrio que linda con Liniers. Las calles se ensancharon, se industrializaron y monoblockizaron en una versión de la ciudad que parecía encastrada después de hecha. Varios colectivos comparten recorridos parciales, sobre todo los consecutivos, y si no se pueden trazar algunas líneas entre ellos. Entre el 29 y el 47 está el 28 que los cruza a ambos en la General Paz (altura Puente Saavedra, altura Liniers), o con el 46 que cruza al 29 en la Boca y al 47 cerca de Deportivo Riestra. El 48 y el 30 no existen.

Prisioneros de una noche (1962 aunque en realidad ¿1960?)la primer película de David José Kohon comienza en un remate de terrenos en Escobar en el que se conocen María Vaner y Alfredo Alcón. Ya juntos y en el tren pasan por una estación que yo recuerdo como Castelar y Granero como Caseros. Ambas son imposibles porque el tren que pasa por Escobar (actual Mitre) no pasa por ninguna de esas estaciones. Si bien algunas líneas de tren se cruzan en el infinito (el ramal del Sarmiento que va a Lobos se cruza en algún punto con el Roca), este no es el caso. Queda pensar que el tren era inventado lo cual es raro considerando lo específico que era Kohon en la elección de estaciones y fachadas. Los personajes descubren que trabajan cerca del Abasto y uno de los últimos planos de la película es en la esquina de Anchorena y Corrientes, la Plaza San Martín aparece directamente como la Torre de los ingleses que corta directamente al Obelisco, y buscando a Vaner, Alcón se detiene frente a la puerta del Teatro San Martín (sin los eternos andamios de ahora). De la ciudad se eligen puntos como retazos de caminos, todos preexistentes en lo reconocible, para que transcurran las acciones. Alguna vez pensé que Breve Cielo (recientemente subida a youtube por Jotafrisco) sucedía en Retiro pero eso es imposible porque cuando van a buscar pensiones a San Telmo les queda exactamente al lado.

vlcsnap-2015-08-31-11h55m55s610

Estos puntos se unen por entidades intermedias de movimiento que son los trenes, subtes, tranvías y colectivos, entre la ciudad que es estática y las personas que son dinámicas y medianamente indeterminadas. Estas entidades intermedias son determinadas por la huella de su recorrido y marcan las opciones como algo limitado, con estaciones, paradas e intersecciones, o sea como un mundo en el cual hay dos o tres cosas que siempre son constantes. Cuando las películas empiezan estas entidades se usan para ir del trabajo a la casa, en un estado de sueño o inercia del tiempo que está organizado entre perderse un poco en el transporte, perderse mucho en el trabajo y perderse un poco menos en la casa. Ahi la gente se acumula y en la acumulación es inevitable alguna vez cruzarse y en ese caso las opciones son también muchas pero no infinitas, es un poco una condena y un poco magia del destino. Se cruzan porque a demás de tener como inevitable un viaje largo en tren cargan con una vigilia que no los deja dormir y se materializa en merodeo. Curiosos y distraídos hasta que suceda lo contrario, basta cualquier coincidencia para que decidan tomar por lo menos (y por lo más) una tarde para rescatar el control de su tiempo, de los puntos que se unen y las nuevas esquinas familiares siempre dentro de esta huella (la línea de trenes) que marca lo que es probable (faltar al trabajo, ver otra ciudad) y lo imposible (vivir sin plata, cambiar de vida, estar juntos para siempre). Un breve cambio de perspectiva sobre el espacio de siempre, como usar el mismo colectivo para dos cosas distintas y hacer de la ciudad eso que existe entre líneas de colectivo, mezclar en una versión de ciudad las calles que te toca transitar con las que elegís como favoritas. Prisioneros de una noche y también Tres veces Ana (1961) y Breve Cielo (1968) combinan lo imposible de amar una ciudad y quererse matar cada vez que toca cruzarla, o lo absurdo de vivir una película de amor en una existencia tan ajustada.

vlcsnap-2015-09-02-14h44m21s524

Estas abstracciones parciales, siempre de alguna forma atadas al suelo son los gradientes de movimiento que obsesionan a Kohon, como el péndulo de Hugo Santiago en El cielo del centauro que iba de un lado al otro de un personaje haciendo que quedara centrado y despegado de un fondo que pasaba de ser plano a circular. Cada tanto aparece un objeto en primer plano (una pecera) que por un movimiento de cámara se aleja y aparece como parte de un espacio, que a la vez aparece como parte de otro espacio, que al panear aparece como parte de una casa, que cuando el paneo sigue queda en una calle y al final en un barrio. No como un juego de cajas chinas, porque cada estación del recorrido se va abandonando para llegar a la siguiente, haciendo que el recorrido quede borrado de todo salvo de la memoria inmediata. La cámara pueda cambiar de punto de fuga y unir dos espacios opuestos (la calle y la casa) como si el corte directo fuese incapaz de marcar este tipo de coordenadas. La ciudad de Kohon está muy alejada del mapa de Santiago en el cual para llegar de A a B hay que ubicarlas en un punto, estudiar sus distancias, las conexiones y las pistas que deja la relación con otros puntos para después aparecer ahí instantáneamente. En Kohon los puntos jamás se unen desde una habitación, no hay planes entre A y B sino un colectivo, un tren o un tranvía que avanza cruzando la ciudad como si fuera un avión que corta el aire cuando pasa. Todo es tridimensional de una forma en la cual es imposible abstraerse de la fachada, las veredas y el tránsito son parte de la vida. No hay elipsis.

En medio de esto y como motor está el amor que es la coincidencia más o menos desfasada de entender lo importante de vivir en la ciudad en la que se duerme. Mas que preguntarse si vale la pena vivir una vida de zombie por dos o tres días de aire, a Kohon le interesa cómo es esto cuando pasa y que ciudad nueva se forma en el recorrido. Todo esto tiene algo de un de ahora en adelante que no deja que la ciudad se hunda para siempre. Cincuenta años y tres películas más tarde todo lo que no fuga hacia el puerto o alguna estación terminal parece imposible y tomarse un taxi siempre va a ser carísimo.

vlcsnap-2015-09-02-14h46m11s323

Probablemente la estación de Prisioneros de una noche haya sido Ballester.

Anuncios

1 Comment so far

  1. Pingback: Highlights 2015 – Segunda Parte | LAS PISTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s