comment 1

Lubitsch – Segundas primeras nupcias

Stanley Cavell, un filósofo que escribió muchos libros sobre cine inventó el concepto de Comedy or remariage, comedia de enredos matrimoniales (¿o de re-matrimonio?). En La búsqueda de la felicidad (1981) Cavell analiza una serie de comedias de enredos: Las tres noches de Eva (The Lady Eve, Sturges 1941), Sucedió una noche (It Happened One Night, Capra 1934), La fiera de mi niña (Bringing up Baby, Hawks 1938), Historia de Filadelfia (The Philadelphia Story, Cukor 1940), Luna Nueva (His Girl Friday, Hawks 1940), La costilla de adán (Adam’s Rib, Cukor 1949) y La pícara puritana (The Awful Truth, McCarey 1937).

No leí el libro completo, me queda saber qué tiene que ver todo esto con Thoreau. Todas estas comedias giran de alguna forma en torno al matrimonio, aunque solo algunas se ajustan a una definición más cerrada y literal según la cual una comedia de remariage es una comedia en la cual una pareja casada se pelea, se separa y eventualmente se vuelve a juntar –y a casar, si llegaron a divolciarse-. En ese sentido las que corresponden son His Girl Friday, Adam’s Rib, The Awful Truth y más o menos The Philadelphia Story, en las cuales la pareja tiene carta blanca para irse con quien sea si y solo si se han iniciado los trámites de divorcio. Así, so pretexto de ser personajes modernos, nadie se escandaliza y se usa la posibilidad de encantarse en la alcoba ajena como instrumento generador de celos. Estas comedias entre teléfonos blancos y picaresca no permiten mayores escándalos, salvo alguna escena de desmayo, un llanto aislado o un puñetazo sin respuesta. La elegancia está en lo medido de sus ademanes. Esta es una excusa funcional para transformar enredos en enredos sexuales, parejas en parejas swingers en pleno código de Hays. La legalidad es la base de todo, tanto así que hasta en una los protagonistas son una pareja de abogados.

That Uncertain Feeling (Lubitsch, 1941), traducida como Lo que piensan las mujeres es una remariage. Una mujer (Jill) es convencida por sus amigas de consultar a un psiquiatra para curarse de sus repentinos ataques de hipo. A los pocos minutos de entrar al consultorio descubren que es su marido el problema, desconsiderado e insoportable. Mientras espera por su segunda consulta conoce a un pianista (Sebastian), un hombre extraño y talentoso que tiene la pésima costumbre de emplazarse en el punto del espacio que le resulte más cómodo para desde ahí poder odiar todo y a todos (este tipo de personaje es siempre fascinante, también en las películas). Por una repentina ausencia del médico el pianista lleva a la mujer a ver la obra de arte más horripilante jamás filmada (un cuadro basado en su propio carácter) y desde entonces es amor a primera vista. A partir de ahí la mujer se separa del marido y cambia los caprichos domésticos de uno por las demandas obsesivo-compulsivas del otro. El trámite de divorcio da lugar a los enredos.

Todo lo que esta fuera de cuadro está por lo tanto fuera de jurisprudencia. Hay una escena en Lo que piensan las mujeres en la cual Sebastian toca el piano en su estudio frente a una Jill completamente extasiada. Mientras termina la canción Sebastian la mira y le dedica uno a uno los últimos acordes. Una vez finalizada se quedan mirándose en silencio durante el tiempo que lleva a la cámara acercarse un poco, y ahí Sebastian intenta besarla (y falla), Jill corre fuera de cuadro y él va detrás. El cuadro queda vacío de personajes: durante varios segundos hay un plano de un piano y la ventana detrás sin que pase nada en él. No queda nadie en cuadro. Nadie, personne como dicen en francés.

Al rato Sebastian vuelve saltando al piano y se pone a tocar como loco, y luego vuelve Jill con su cara oculta fingiendo mirar por la ventana. Cuando el sonido se vuelve insoportable le pide a Sebastian que la corte, a lo que él responde tocando unas escalitas muy agudas y rápidas que la terminan echando del lugar, como si ese toqueteo veloz y enérgico fuese demasiado para su pudor infinito. Porque lo que Sebastian toca de verdad se parece a un toqueteo impúdico. Absolutamente genial.

vlcsnap-2015-07-19-17h22m37s534 vlcsnap-2015-07-19-17h23m00s488 vlcsnap-2015-07-19-17h23m20s408 vlcsnap-2015-07-19-17h23m36s127 vlcsnap-2015-07-19-17h23m09s824 vlcsnap-2015-07-19-17h24m04s370 vlcsnap-2015-07-19-17h24m07s556 vlcsnap-2015-07-19-17h24m11s317 vlcsnap-2015-07-19-17h24m27s270 vlcsnap-2015-07-19-17h24m46s285 vlcsnap-2015-07-19-17h24m57s752 vlcsnap-2015-07-19-17h25m07s227 vlcsnap-2015-07-19-17h25m21s703 vlcsnap-2015-07-19-17h25m47s654 vlcsnap-2015-07-19-17h25m58s413

Termina la escena y en una parte no había nadie en cuadro, en un plano que no era un plano detalle sino uno general. Imposible de creer. El beso fuera de cuadro y el manoseo pianístico se mantienen dentro de lo legal, las tretas son cada vez mayores, más refinadas. O en realidad mejores, menos refinadas. Recuerda un poco a uno de los primeros planos de pudor post-código de Hays de la historia del cine: la tela que impedía ver la cama de Claudette Colbert desde la de Clark Gable en Sucedió una noche, que caía al piso hecha un bollo al final como un vestido cayendo a la altura de los pies. Se supone que después de eso cogían, pero eso lo suponen ustedes en sus cabecitas.

Cavell dice que este tipo de comedias vienen de la vieja comedia, de la comedia romántica shakespereana. No me sorprendería que en una de esas tretas propias de alguna comedia de remariage que aun no haya visto las chicas se disfracen de abogados para ganar un juicio y pedirles a dos muchachos los anillos que ellas mismas les habían regalado, conectando dos finales felices en uno, porque parte del enredo es con vueltas y entuertos hacer más alegre algo que no lo era tanto.

¿Qué pensará Cavell de Matías Piñeiro?

Anuncios

1 Comment so far

  1. Pingback: Highlights 2015 – Segunda Parte | LAS PISTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s