comment 0

Vampire Style! – What We Do In The Shadows

vlcsnap-2015-04-30-14h14m36s027

Por Lucas Granero

Casa Vampiro (What We Do In The Shadows, Jemaine Clement y Taika Waititi, 2014)

Don’t believe the hype! dice Nick, el más joven de los vampiros, al notar que no todo era tan divertido como él pensaba: comer una simple papa frita lo hace vomitar litros y litros de sangre y, más grave aún, no es recomendable que vaya por ahí diciendo que sus colmillos son reales y que puede volar porque los cazadores de vampiros frecuentan los mismos bares que él y su reciente familia (vampiricamente) sanguínea. Al contrario de lo que el consumo masivo y las modas parecen decir, ser vampiro esta muy lejos de lo cool y el registro mockumentary de What We Do In The Shadows viene a poner las cosas en su lugar.

Trabajando de la misma manera en la que Christopher Guest (¿acaso el master del falso documental?) construye sus películas, Jemaine Clement y Taika Waititi parten de todas las tipificaciones y estereotipos posibles del mito del vampiro para llevarlos hacia un nivel que destruye su romanticismo y lo devela como un estado de cotidianidad que se desarrolla eternamente. Los cuatro vampiros que viven en esa casa derruida, comienzan su día a las seis de la tarde corriendo con miedo las cortinas para verificar si el sol ya no es una amenaza. Y a partir de ahí, empieza una rutina que nada tiene que envidiarle a la de todos nosotros, pobres mortales: limpiar la casa, mirar la televisión y salir a buscar algo para comer, que en este caso implica algo más que ir hasta el supermercado, y ni siquiera ahí, cuando la presa humana ha caído en las garras, las cosas se ponen fáciles: siempre se puede morder la arteria equivocada.

vlcsnap-2015-04-30-14h15m46s732

vlcsnap-2015-04-30-14h15m54s141

Vladislav, Viago, Deacon, Nick y el nosferatu Petyr no tendrán nada que ver con los vampiros plásticos de sagas como Crepúsculo, ni mucho menos con el imaginario se(x)nsual de otras como Entrevista Con El Vampiro. La película parece decirnos que bajo toda construcción ficcional del mito se escondían vidas mas comunes de lo que podríamos haber imaginado. Y contra eso, he aquí unos vampiros amistosos, que sufren, que ríen, que bailan y que buscan imágenes de vírgenes vía Google.

La película retrata los meses previos a un imposible evento anual llamado The Unholy Masquarade que reúne a toda la comunidad maldita de Nueva Zelanda. Brujas, zombies, vampiros, hombres lobo y especímenes de otras calañas mutantes se juntan a festejar orgullosamente su condición subterránea en un festín que incluye la opción de comer pedazos de un humano si se paga el precio adecuado. Es una idea que refleja claramente el espíritu de What We Do In The Shadows, ese que revela la extrañeza de otras vidas posibles y las celebra de la mejor manera. ¡Vivan los freaks!

vlcsnap-2015-04-30-19h42m38s395

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s